04 de marzo de 2012
04.03.2012
Sol y sombra

La taifa

Rajoy y el control del gasto autonómico

04.03.2012 | 01:00
La taifa

El Estado autonómico se ha convertido en un problema para España, probablemente en su principal lastre junto con el paro por el enorme gasto público que conlleva y el derroche de todos estos años en las administraciones. El adelgazamiento del Estado y las concesiones a estas taifas gobernadas por reyezuelos manirrotos no ha hecho más que daño a la solidaridad territorial, con un modelo tan caro como inútil para los ciudadanos. La revisión del sistema autonómico puesto en marcha durante la transición por conveniencia política es en estos momentos inaplazable.

La dilapidación de los recursos públicos ha llevado a situaciones extremas; un hospital de Barcelona se ha visto obligado a suspender una operación de cáncer mientras la Generalitat mantiene abiertas embajadas por el mundo. El asunto, si no fuera porque es dramático, resultaría grotesco.

Rajoy ha dicho que meterá en cintura a las autonomías y su compromiso no debe ser sólo el de un presidente de Gobierno dispuesto a cumplir con los deberes económicos que le exigen en la UE, sino también moral con los españoles a los que se les está imponiendo un duro sacrificio para salir de esta endemoniada situación. Ya está bien de contemplaciones con el gasto público fuera de control. Si la taifa no se atiene a las reglas habrá que suspenderla. La suspensión autonómica, y esto no es un simple capricho jacobino, supondría un ahorro considerable en todos los órdenes de la vida, empezando por los sueldos de los políticos y el aparato que se mueve a su alrededor. Echen cuentas, aunque sólo sea por encima, y me darán la razón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine