25 de marzo de 2012
25.03.2012
Billete de vuelta

Partida de ajedrez

25.03.2012 | 19:43
Francisco García.

La vida simula, en ocasiones, una partida de ajedrez: unos se coronan reyes, se adornan de coraza y, enrocados en la torre, mueven a su antojo el resto de las piezas, las cuales asumen sus consignas con fe ciega, sabedoras de un destino cruento; otros apenas logran disfrutar de una existencia efímera, de avanzadilla que se ofrece a pecho descubierto, como moneda de cambio; otros acaban a los pies de los caballos; y los hay, como el alfil, que huyen del camino recto. El ajedrez es juego sobrehumano, mefistofélico, como aquel caballero medieval de Bergman que se jugaba la existencia a una partida con la Muerte. Al final, sin embargo, el juego iguala a todos. Fabricados con la misma pasta, al acabar la partida, el rey y el peón descansan en la misma caja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine