Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Morán

El cormorán

Javier Morán

Operaciones de acupuntura

La gran encuesta sobre el urbanismo gijonés basada en el documento de los arquitectos

Prepara la municipalidad una gran encuesta a los gijoneses sobre urbanismo y el futuro Plan General de Ordenación (PGO) y, como va a coincidir en el tiempo con la encuesta del Papa sobre familia y sexualidad, será necesario organizarse adecuadamente para que quede algo de tiempo libre entre tanta pregunta.

Se dice que la encuesta del Ayuntamiento podría llegar a las cien cuestiones, aunque no está claro. Por lo visto, han advertido al área de Urbanismo de que no haga cosas que agoten al ciudadano innecesariamente. Ya cuesta bastante que los lugareños participen como para encima enterrarlos en folios. De hecho, las que nunca fallan en participar son las asociaciones vecinales, que disponen de mucho tiempo o se lo buscan, pero su representatividad es muy pequeña con respecto al conjunto de los pobladores gijoneses. Sea cual fuere el número de preguntas de la encuesta, parece que su formato va a ser de tipo test, o sea, que se rellena como las quinielas. Otra cosa es que después toque algo.

Y la materia de las cuestiones está saliendo del "prediagnóstico" sobre Gijón que ha preparado el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias. Dicho informe se puede hallar en internet, donde la página del Ayuntamiento lo sirve en formato digital. No obstante, la municipalidad, que sepamos, no lo ha difundido en formato vegetal (en papel, para los muchos que no caen por la red). Tampoco le ha dado demasiado bombo y platillo al texto como tal. Ya se sabe que a los gobernantes no les gusta que los ciudadanos lean cosas que los induzcan a reflexionar (prefieren echar unas cagarrutas por la boca y que eso sea lo que se difunda).

En el texto de los arquitectos, que aún no hemos leído del todo, asoma esa literatura tan singular de los urbanistas. Por ejemplo, a esponjar la ciudad mediante jardines o parques lo llaman "operaciones de acupuntura". No obstante, Luis Moya, el autor del noble conjunto de la Universidad Laboral, solía citar a su colega Víctor D'Ors: "El arquitecto siempre da liebre por gato". Pues eso.

Compartir el artículo

stats