Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Morán

El cormorán

Javier Morán

¿Cómo hacer preguntas?

Dudas municipales sobre el cuestionario dirigido a los gijoneses sobre urbanismo

Parece que al área municipal de Urbanismo le tiembla la mano a la hora de redactar las preguntas que dirigirán a los gijoneses para elaborar el "diagnóstico participado" sobre el concejo antes de que los profesionales elegidos en su momento redacten un nuevo Plan General de Ordenación (PGO). Hasta la fecha sabíamos que el Ayuntamiento había recibido ya el "prediagnóstico" redactado por el Colegio de Arquitectos, y que a partir de dicho documento los cerebros municipales iban a elaborar un cuestionario tipo test que podría alcanzar las cien preguntas. Pues bien, algo ha debido de pasar en las Casas Consistoriales porque Urbanismo pretende ahora encargar también dicho cuestionario al Colegio de Arquitectos. Por tanto, entramos en algo tan filosófico como la "pregunta por la pregunta". ¿Qué se puede o qué se debe preguntar? ¿Cómo formular las preguntas?

En este asunto vendríamos a estar tan liados como los políticos independentistas catalanes. Por ejemplo, ERC dice que la pregunta de un posible referéndum ha de ser: "¿Cree usted que Cataluña habría de ser un Estado independiente?". En cambio, el empantanado Artur Mas propuso en su día: "¿Usted desea que Cataluña sea un nuevo Estado de la UE?", que es una clara pregunta trampa. Y sobre preguntas complejas, acuérdense ustedes de aquella del referéndum de la OTAN (1986), con tres subpreguntas.

Además, tenemos la falacia de la pregunta compleja, o "plurium interrogationum". Por ejemplo: ¿ha dejado fulanita de tirarse al cartero (que siempre llama dos veces)?, la cual tendría que formularse propiamente en dos preguntas: una, ¿se tira fulanita al cartero?, y dos, ¿lo ha dejado? Otro caso: ¿por qué a las mujeres les gustan los carteros?, pregunta injusta que debería desdoblarse: "a las mujeres, ¿les gustan los carteros? y, en caso afirmativo, ¿por qué?

En cuanto a la materia del urbanismo, la "pregunta por las preguntas" podría ser la siguiente: ¿hay cosas que es mejor no preguntar? O también: ¿se requieren ciudadanos informados y críticos para hacerles preguntas?

Compartir el artículo

stats