DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco García

Billete de vuelta

Francisco García

Muertos en la cuneta

Hay muertos en la cuneta del plan de urbanismo de Gijón, que es como un alien que emerge de las tripas del casquismo y se cuela por los oídos, por los orificios de la nariz o por la boca de los incautos, los enajena y se los lleva por delante. El último damnificado es el jefe del servicio técnico de Urbanismo del Ayuntamiento, pero el PGO acumula otros cuantiosos cadáveres.

El primer edificio metafórico que el nuevo planeamiento se llevó por delante como si fuera la choza del primer cerdito fue uno escaso de cimientos y sometido a vaivenes: el de la anterior edil de Urbanismo, Lucía García, que como no supo, o no pudo, avanzar en la tramitación del documento, fue defenestrada y descabalgada de las listas electorales de Foro.

También dentro del equipo técnico externo ganador del concurso para la redacción del plan se registraron sonoras decapitaciones: la mayoría de la veintena de integrantes del grupo tuvo que tomar las de Villadiego por desavenencias con el jefe, Emilio Ariznavarreta. En todos los casos se puso la misma excusa: pérdida de confianza, que es un eufemismo tan extendido en el argot municipal como acudir al tópico mentiroso de "por motivos personales" para justificar una dimisión.

Y digo yo: si el equipo de gobierno destituye a su jefe de urbanismo porque ha perdido en el técnico toda la confianza; si la desconfianza es la causa también del despido de los técnicos del equipo redactor del planeamiento urbanístico... ¿quién va a confiar en el Plan General de Ordenación, si está en manos de recelosos y desconfiados?

Compartir el artículo

stats