02 de marzo de 2019
02.03.2019

Veinticinco años muy cerca de los gijoneses

02.03.2019 | 00:18
Veinticinco años muy cerca de los gijoneses

El pasado 1 de febrero se cumplió el vigésimo quinto aniversario de LA NUEVA ESPAÑA de Gijón. El periódico de todos los asturianos ampliaba su oferta informativa en el municipio más poblado de la región y lo hacía con vocación de permanencia al lado de los gijoneses y con el ánimo de mostrar a los lectores otra forma de acometer el relato periodístico, diferente a la que estaban acostumbrados. Aquel primer día de febrero de 1994, el editorial de presentación señalaba las líneas maestras del ideario que iba a marcar el contrato tácito con los lectores: ofrecer a los habitantes de la mayor ciudad de Asturias un periódico gijonés dentro de uno asturiano, defendiendo la causa de Gijón con profesionalidad, veracidad e independencia.

Pasados más de nueve mil días y más de nueve mil ejemplares de aquella declaración de intenciones, podemos asegurar que el contrato sigue plenamente vigente. Durante 25 años le hemos contado a los gijoneses con todo detalle lo que pasa en esta ciudad reivindicativa y llena de efervescencia en el plano político, social, deportivo y cultural. Con más páginas, nuevos soportes y mayor diversidad de géneros y contenidos, aportando el criterio de autoridad de firmas locales conocidas y relevantes. Y ofreciendo también a Gijón un foro de debate semanal en nuestro Club, abierto a cualquier iniciativa de la sociedad civil.

Este mes, el Club LA NUEVA ESPAÑA de Gijón ha llevado a cabo un programa especial con motivo del 25.º aniversario, en el que han participado destacadas personalidades de la vida local que han pasado revista, desde distintos ángulos, a los cambios de la ciudad a lo largo del último cuarto de siglo. Responsables del movimiento vecinal, del comercio, de las asociaciones culturales más representativas y de los principales clubes deportivos han desgranado, con el altavoz del periódico, lo que ha sido esta ciudad desde 1994 y hacia dónde camina.

En uno de los actos conmemorativos de la efemérides, líderes vecinales diseccionaron un Gijón "con alma rebelde, solidario y apegado a la calle" que mantiene pendientes algunas de las reclamaciones que ya había hace dos décadas y media, como la lucha contra la contaminación, tan de actualidad en estos días. Responsables de la patronal del comercio evaluaron los cambios urbanísticos que permitieron desarrollarse a un sector que genera riqueza y empleo, con más de 16.000 trabajadores, lo que supone que uno de cada cinco empleados en activo en esta ciudad tiene su puesto de trabajo en la actividad comercial. Pese a haber jugado un destacado papel en la vitalidad socioeconómica del casco urbano, el sector ha sufrido en los últimos años con mayor virulencia que otros el azote de la crisis y trata hoy con esfuerzo de adaptarse al mercado global de la venta online.

Directivos de las cuatro grandes entidades culturales de la ciudad -Fundación Foro Jovellanos, Ateneo Jovellanos, Ateneo Obrero y Sociedad Cultural Gijonesa- rememoraron sus inicios y los grandes hitos alcanzados, como la celebración exitosa del Día de la Cultura, las exposiciones jovellanistas con presencia de la Casa Real, o ciclos de conferencias que trajeron a personalidades del máximo nivel. Todas ellas, sin embargo, reconocieron un problema común: el envejecimiento de sus cuadros directivos, la ausencia de un relevo generacional y la dificultad de atraer a los jóvenes a los actos que organizan. Si bien los ponentes reconocieron que Gijón, con más de mil asociaciones inscritas en el registro municipal, "puede presumir de ser una ciudad culta".

De evaluar los cambios urbanísticos registrados a lo largo de los seis últimos mandatos municipales se ocupó uno de los mayores estudiosos locales: el historiador Héctor Blanco, quien reivindicó el modelo de urbanismo del finales del pasado siglo en Gijón, de la mano del "plan Rañada", vigente hasta este mismo mes tras las anulaciones judiciales de los planeamientos de 2006 y 2011. Blanco relató el cambio notable durante los mandatos de José Manuel Palacio y Vicente Álvarez Areces, "que edificaron una ciudad nueva", para criticar finalmente el "abandono y la falta de conservación" de edificios notables y monumentos.

Por último, esta misma semana directivos de tres clubes deportivos emblemáticos -Grupo Covadonga, Natación Santa Olaya y Club de Tenis- y del Patronato Deportivo Municipal estuvieron de acuerdo en que Gijón es "la ciudad del deporte". Sólo las tres entidades invitadas reúnen más de 55.000 socios, lo que supone que la quinta parte de la población practica deporte en sus instalaciones, sin contar los usuarios habituales de los programas del Ayuntamiento, que el pasado año registraron 1.800.000 usos.

Quienes hacemos cada día este periódico queremos desde estas líneas agradecer a los gijoneses su apoyo incondicional durante estos 25 años, pues han sido ellos, los lectores, nuestro principal activo. Informar como se merecen y seguir contando con su respaldo constituye nuestra mayor satisfacción y estímulo para seguir otros veinticinco años más, y los que vengan, al pie del cañón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook