Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias, en vanguardia de una batalla clave

El programa de cribado detectó 129 casos de cáncer colorrectal, pero la participación sólo es del 50%

El cáncer de colon es el tipo de tumor con mayor incidencia y mortalidad en España y en Asturias. Por eso es importante agradecer el compromiso de implantación del programa de detección precoz del cáncer de colon que adquirió la Consejería de Sanidad, y que ha permitido que Asturias pasase de la cola a la cabeza entre las comunidades autónomas. Se ha conseguido implantar el programa en toda la región para que todos los asturianos reciban las mismas prestaciones, con independencia de si viven en el centro o en las alas.

Desde AECC-Asturias queremos manifestar nuestra satisfacción por este logro tan positivo para la región. Es fruto de la colaboración privada y pública, entre nuestra asociación y la Consejería de Sanidad. Nuestra organización incluyó entre sus objetivos prioritarios, ya en 2008, lograr que para el año 2021 los programas de cribado de cáncer de colon estuvieran implantados al cien por ciento en toda España, de manera que todas las personas tengan cuanto antes la oportunidad de prevenir el cáncer más frecuente en nuestro país.

Esta realidad ha sido confirmada por los datos que aportó el titular de Sanidad: el programa de cribado "terminará de implantarse en toda Asturias el próximo mes de mayo, con lo que se adelantará en cinco años a la fecha de 2024 que se estipuló en la Cartera de Servicios Comunes del Sistema Nacional de Salud para el conjunto de las comunidades autónomas".

El cáncer colorrectal es el de mayor incidencia en España, pero es superable en el 90 por ciento de los casos en los que se detecta a tiempo. De ahí el valor, como medida preventiva, de la implantación de los programas de cribado, que mediante una sencilla prueba, el test de sangre oculta en heces, puede salvar vidas y aumentar la supervivencia.

Desde el inicio del programa, la Consejería de Sanidad ha invitado -mediante una carta- a participar en el mismo a 63.449 personas. De ellas, 26.472 se hicieron el test de sangre oculto en heces, que indica si puede existir una lesión. Esto ha ocurrido en un 7,42 por ciento de los casos. Cuando sucede, al paciente se le recomienda realizar una colonoscopia para analizar si existe alguna lesión y determinar su alcance. Dentro de este programa, se han realizado 1.317 colonoscopias, el 85,5 por ciento de las indicadas.

Tras las primeras 23.015 pruebas de sangre oculta en heces realizadas, se han detectado 129 cánceres invasivos. Según los datos de Sanidad, la participación en estas pruebas ronda el 50 por ciento. Por eso la Consejería recomienda pensar que podrían haberse detectado otros tantos si todos los convocados hubieran acudido a la llamada.

Lograr la mayor participación ciudadana en las pruebas de cribado es precisamente el objetivo de la campaña bajo el lema "Contra el cáncer de colon, siéntate", que AECC ha puesto en marcha en todas las comunidades autónomas durante esta semana. Hemos sacado retretes a las calles con el fin de llamar la atención de la sociedad. En Asturias se han instalado mesas informativas en distintas localidades con la idea de que los voluntarios y voluntarias "sientan" a los ciudadanos para explicarles en qué consiste el programa de cribado y participen en el mismo. La campaña se extiende también a los medios de comunicación y las redes sociales. Se ha creado la landing "www.sientatecontraelcancerdecolon.es", donde se recogen testimonios, imágenes de las "sentadas" y se explica detalladamente en qué consiste el test de cribado.

Hemos de insistir: resulta necesario incorporar la prevención a nuestros hábitos, pues salva vidas y aumenta la supervivencia. La población diana es la comprendida entre 50 y 69 años. La realización de esta sencilla prueba supone evitar muchos cánceres de colon, o aumentar de forma notable la supervivencia si se detecta este tumor en estadios tempranos. Es decir, los programas de cribado además de ahorrar sufrimiento y salvar vidas, son capaces de ahorrar costes a las arcas de Estado.

De los 129 tumores detectados, 88 fueron diagnosticados en varones, fundamentalmente entre 60 y 69 años; y 41 en mujeres, casi todas entre los 55 y los 69 años de edad. La explotación de los primeros resultados del programa pone de manifiesto que la probabilidad de que se haya desarrollado un cáncer de colon es sensiblemente mayor entre los hombres. Sin embargo, la participación en el programa está siendo mayor entre las mujeres que entre los hombres. Otro dato que indica que se ha avanzado mucho y que resta mucho trabajo por hacer.

Compartir el artículo

stats