Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sol y sombra

Peligrosa inconsistencia

El plan de Iceta, el blanqueo de Sánchez y la derecha infantiloide

De la lectura de los periódicos y de lo que no son periódicos pero intentan parecerlo se puede extraer la peligrosa inconsistencia de nuestros políticos. Por ejemplo, el líder de los socialistas catalanes se arroga en vísperas electorales la potestad de ponerle fecha de independencia a Cataluña y saca a colación el porcentaje necesario de sufragios para lograrla en un hipotético referéndum donde sólo Cataluña votaría. Jugando al electoralismo, Iceta le está pidiendo a los separatistas que aguarden diez o quince años para lograr que la voluntad de los catalanes que no lo son termine doblegándose debido a la inercia nacionalista.

Iceta vende este tipo de mercancía inconstitucional mientras su jefe, Pedro Sánchez, blanquea el programa del PSOE sin citar la crisis catalana y apostando por un sistema autonómico más fuerte. Son los huevos en dos cestas. Pretende, por medio de Ábalos, que Ciudadanos no rompa el hilo de una posible entente de centroizquierda con un partido que en Cataluña pide paciencia para poder independizarse en el futuro dando a entender, en el presente, que ello es posible. Si cortoplacismo significa irresponsabilidad, para muestra valga un botón.

La irresponsabilidad también se ha apoderado de la derecha infantiloide que se entretiene en retarse por una cuestión de cobardía, como es el caso de Abascal y Aznar. Por resumirlo de alguna manera, la "derechita valiente" y la "derechita cobarde" pierden de vista los verdaderos intereses de los españoles que no se encuentran precisamente del lado de sus cuitas partidistas sino de la razonable aspiración de seguir compartiendo todos un mismo proyecto frente a quienes pretenden imponer su voluntad.

Compartir el artículo

stats