Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La derrotada victoria de los socialistas

La del PSOE fue anoche una derrotada victoria, una reválida insuficiente por el retroceso de tres escaños respecto sus 123 diputados de abril. Antes de que el escrutinio alcanzara al 60 por ciento, los socialistas mantenían a duras penas su resultado de la primera convocatoria, pero a partir de entonces comenzó una regresión que los aproximó a los puntos altos de las horquillas de las encuestas que en las dos últimas semanas anticipaban ya una pérdida de terreno. Con ello se quiebra la línea ascendente en el respaldo electoral que los comicios encadenados de abril y mayo marcaban para los socialistas, pero hay además un rotundo fracaso en sus expectativas.

El PSOE queda muy lejos de los 140 diputados con los que Sánchez y sus aurúspices caldeaban la repetición electoral. Está fuera también de las lindes de entre 133 y 150 que anticipaba Tezanos, quien ayer no tuvo su mejor día al hacerse visible que, a diferencia de abril, la del último CIS era una foto vieja.

Demasiado estrés electoral para ningún rendimiento. Los socialistas podrán recurrir al consuelo de que Iglesias sufra un retroceso mayor como castigo a su ambición destructiva. Sánchez lleva también la penalización de la culpa compartida, a la que hay que añadir otra que está más allá de los números y que afecta a su figura institucional. El presidente, que seguirá siéndolo en funciones durante mucho tiempo, no rentabiliza la supuesta ventaja de su posición de poder ni logra mejorar los resultados a la segunda, algo que si consiguió Mariano Rajoy en 2016.

Desde hoy mismo, el líder socialista se enfrenta a la pertinaz exigencia de retirada de Pablo Casado, quien al olfatear la posible regresión se anticipó a pedir la renuncia de Sánchez si el PSOE retrocedía respecto a abril. Lo peor, sin embargo, para el todavía presidente es afrontar la complicada negociación que se avecina desde una posición más débil que la de la primavera.

Compartir el artículo

stats