Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galdós: de "Doña Perfecta" a "La desheredada"

Análisis sobre uno de los autores cumbre de la literatura española

La narrativa de Galdós se caracteriza por una evolución que va desde el realismo más moderado al naturalismo más crudo, según la influencia de padre del naturalismo francés E. Zola. En esta novela cruda, por su temática y por su estilo, queda atrás el estilo de tesis, como puede ser

En "La desheredada", Galdós agudiza la crítica naturalista y desencarnada de la sociedad de su tiempo. La historia de una bella muchacha, Isidora, cuyo padre, Tomás, muere loco en un manicomio víctima de su ambición y de una vida familiar desgraciada. Ella pretende casarse con un personaje fantoche, el marqués Saldeoro, lo que no logra, y víctima de toda clase de injusticias, desesperada, se arrojará a la vida pese a las advertencias de su padrino, Relimpio, y su amigo Miquis. El tono moralizante de la novela es evidente. Nos ofrece un retrato literario del Madrid de su tiempo, de gran exactitud: calles, ambientes, usos y costumbres y lugares. Sin duda, un excelente documento para conocer el Madrid de Galdós. Además, para Galdós, en esta novela lo importante no es el estilo por sí mismo sino que es el contenido. Se puede captar un eco de la ironía cervantina. Para muchos estudiosos actuales de la narrativa galdosiana, "La desheredada" es una de las novelas más importante, después de "Fortunata y Jacinta". Sin embargo, en su tiempo no tuvo especial resonancia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats