Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nos queda la cultura

Unos días para valorar lo que antes parecía superfluo

Vivimos días extraños, sin saber cuál será la siguiente medida o cuándo terminaremos este encierro voluntariamente obligatorio. Apelamos, como sociedad, a la responsabilidad individual que nos toca como ciudadanas, por el bien del conjunto. De entre las cosas buenas que nos está trayendo este parón yo destacaría que hemos caído

Son días y semanas para valorar lo que antes parecía superfluo. La cultura es, también, la que nos está salvando: cine, teatro, libros, música, museos que abren sus salas online? El sector menos querido y cuidado cuando todo va bien resulta ser ahora el salvavidas de la incertidumbre.

Vivimos días extraños, hagamos cuenta de lo que este período de descanso involuntario nos está enseñando: valoremos lo colectivo, la solidaridad de todos, defendamos la cultura cuando vengan tiempos mejores, porque será ella a la que recurramos siempre que las dudas existenciales nos angustien. Compremos en las pequeñas y medianas librerías, vayamos al teatro, paguemos por ver una película en el cine, visitemos exposiciones en museos y galerías de arte, vayamos a conciertos? No olvidemos que lo que antes nos parecía poco importante es lo que de verdad queda cuando todo lo demás se para.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats