Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco García

Billete de vuelta

Francisco García

Más miedo da el mosquito

Ningún virus ha matado a más personas a lo largo de la historia que el "Anopheles"

Dicen que el mejor amigo del hombre no es el perro, sino el chivo expiatorio, más en esta época de búsqueda creciente de culpables. Si hay varios candidatos que se disputan la filantropía humana, existe solo uno al que cabe de calificar de mayor enemigo de la humanidad. Y no se trata de un virus o de una bacteria, sino de un insecto: el mosquito. Nadie ha matado a tantos seres humanos a lo largo de la historia, ni siquiera el cainismo ancestral de la especie.

Las hembras de mosquitos "Anopheles" se han llevado por delante miles de millones de vidas, trasmitiendo enfermedades como la malaria, el dengue, o la fiebre amarilla. Han arrasado ejércitos e imperios. O han defendido otros, como en tres ocasiones ocurrió con Roma. A Aníbal y sus imponentes elefantes cartagineses no los detuvo Publio Cornelio Escipión, sino la malaria contraída por el ejército invasor en las Lagunas Pontinas, unas ciénagas al sureste de la urbe romana, en un lugar que algún historiador llamó "el valle de la sombra de la muerte".

Siglos después, los bárbaros al mando de Alarico sitiaron Roma y emprendieron, tras el asalto, tres salvajes jornadas de pillaje. Dejando tras de sí un rastro de sangre, dirigieron al Sur su campaña de saqueos, antes de regresar de nuevo a la capital del imperio, a terminar de diezmarla. En las aguas pantanosas les aguardaba el mosquito infecto. Alarico murió de malaria. También los hunos de Atila sucumbieron al mosquito. Y Roma se salvó por tercera vez, no gracias a sus legiones, sino a un ejército anónimo de "Anopheles".

Compartir el artículo

stats