04 de julio de 2020
04.07.2020
La Nueva España
SOLO DE TROMPETA

Señales distópicas

Sobre los peajes y otras cualidades de las carreteras

04.07.2020 | 01:49
Señales distópicas

El futuro se tambalea sobre las curvas bien peraltadas del trazado de la AS II. La segunda autovía que tenemos en Asturias, comentamos los amigos sin saber de su gestión privada. Un dato que hace desaparecer ese orgullo patrio, en cuestión de infraestructuras, que desprenden algunos comentarios.

El gobierno asturiano paga 0,36? por vehículo circulando entre las dos ciudades y 0,05 por los vehículos pesados. Técnicamente se llama peaje en la sombra. Incluido en los presupuestos, es una forma de alquiler. Haré una lectura inversa. En cierto modo, todos pagamos el peaje por la utilización de la autovía, usemos o no la carretera, se tenga coche o no se tenga. Por extensión, el peaje de los turistas que nos visitan cada año, como una tasa turística a la inversa, en donde pagan habitantes por visitantes. Concesión, treinta años.

Un setenta y un treinta por ciento dividen los activos entre Sacyr y Sánchez y Lago, respectivamente. La sociedad formada, Viastur, con ciento treinta y cinco millones de euros de inversión, pleiteó y perdió su litigio con el Principado. Intento de cambiar los términos del contrato de explotación ante la pérdida de más de cinco millones de euros durante los cuatro primeros años. La constructora insiste, desde dos mil trece, en cambiar los términos de la concesión de la obra, inaugurada en dos mil siete, que continúa sin ser rentable pero necesaria.

Circulando por la AS II, una señal, a medio trayecto, indica trece kilómetros para llegar a Oviedo. A continuación, dos mil metros más allá, una segunda señal nos comunica que faltan once. Son veinticuatro los kilómetros aprobados en el proyecto. ¿Por qué no hay una señal que diga doce?

Las señales en la autovía de la Industria no guardan la lógica pero avisan.

Hace tiempo que se habla de cobrar peaje. Las concesionarias quieren recuperar su inversión y los gobiernos librarse del alquiler. Las cuentas no cuadran. La pandemia, como un tornado, se ha llevado el tráfico de las carreteras. De seguir así, con brotes económicos y rebrotes víricos. ¿Llegará el peaje "sin sombra" para viajar por nuestra tierra? No sin antes hacer un reconocimiento facial con toma de temperatura al tiempo que activamos el pago desde nuestro móvil de grafeno.

Me he levantado impar como las señales. Por eso hoy les recomiendo a un par de amigos: El solo de trompeta de Miguel Herrero para "Alquitrán", una composición sobre un texto del poeta gijonés David González, grabada el mismo año que se inauguró la AS II, para el disco "Entropía".

Como ven, todo en casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook