Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carmen Pérez Novo

Patología maligna de la mama

Hoy en día un diagnóstico de cáncer no debe generar un sentimiento de impotencia

Casi siempre que escuchamos la palabra cáncer, inmediatamente se apodera de nosotros un sentimiento de impotencia. Ahora bien, gracias a que en los últimos años la medicina ha ido ganando muchas posiciones en la batalla contra esta enfermedad, sobre todo en aquellos casos en que se llevan a cabo diagnósticos

Esto indudablemente es muy importante para la mujer. Porque qué duda cabe de que la mama no solo representa fecundidad, sino que también simboliza feminidad y belleza. Pero, por supuesto, también erotismo. Debemos tener muy en cuenta que la glándula mamaria es un órgano estético de primer orden y también un órgano erótico como trata de destacarlo la moda en los últimos tiempos. Por todo ello, al problema de la enfermedad en sí hay que añadirle las secuelas estéticas, como son deformaciones, ulceraciones y mutilaciones que la propia enfermedad y los tratamientos quirúrgicos agresivos acarrean.

Por eso, hoy, afortunadamente, en los tiempos actuales, un diagnóstico de cáncer de mama no significa, desde ningún punto de vista, una sentencia de muerte ¡Por supuesto que no! Eso es lo primero que tienen que asumir todas las mujeres que estén dispuestas a plantarle cara. Hay que tomárselo como un reto más en la vida. Una lucha como tantas y tantas otras que vamos a tener que afrontar, en nuestra evolución como individuos, en este misterioso y enigmático planeta Tierra.

Ahora bien, señoras y señoritas, es necesario que tengan muy presente y recuerden que el cáncer de mama no duele hasta que está muy avanzado. Por eso, y para beneficiarse de un diagnóstico precoz, es importante que se lleve a cabo la autoexploración mamaria mensual, acudir a las revisiones periódicas al especialista, sin olvidar la práctica de la mamografía con una periodicidad, en principio anual a partir de los 40 años, aunque esta pauta la marcará el ginecólogo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats