Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

El techo y la tijera

Los ingenieros contables de la zona abuhardillada de Mareo ya trabajan en el peor de los escenarios.Con media España pidiendo a Madrid que el país vuelva a echar la persiana, el planeta “fúrgol” teme que no habrá público en los estadios esta temporada. Esto supone devolver lo que los

Los de Gallego son los únicos que le aguantan el ritmo al Espanyol, al que ya ven de vuelta en Primera por Navidad aquellos que no conocen la crueldad de la categoría. Dado que el contexto de este nuevo mundo, donde hasta en Estados Unidos se pone en duda la validez de la democracia, no invita a muchas celebraciones y Gallego tiene prohibido cualquier discurso que se salga del cholismo de “partido a partido”, no hay motivos para quitar ahora el freno de mano. Con 22 puntos en las alforjas, ya se ha logrado casi la mitad del primer objetivo: la permanencia. Hacia dónde enfile el futuro próximo del Sporting tendrá mucho que ver el estado de forma de jugadores como Djuka, que sigue marcando al mismo ritmo que falla “face to face” y dando puntos a un Sporting del que aún se desconoce si ha tocado techo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats