Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elena Fernández-Pello

La heredera de Bond

Una mujer es el nuevo agente 007 en “Sin tiempo para morir”

Precisamente ahora que tanto echamos de menos que alguien o algo venga a rescatarnos, perdemos a quien fue la mejor encarnación de James Bond, un salvador de la civilización, rudo y seductor, siempre elegante y gran degustador de los placeres de la vida, empezando por el Martini, que debe servirse,

Hacía décadas que Connery no se vestía el traje de Bond y desde entonces ha tenido muchos y dignos sucesores. No se trata ahora de glosar su figura ni de analizar las novelas de Ian Fleming, el padre literario de 007, bajo una perspectiva feminista. Ni los libros ni las sucesivas versiones cinematográficas pasarían el examen, ni por asomo, porque no puede haber mayor concentración de estereotipos e inconveniencias sexistas que en ellos. Solo les salva el que son tantos y tan exagerados que les confieren un rango de caricatura y, de ese modo, hacen más evidente lo ridículos que son.

Estos días de lo que se habla cuando se habla de 007 es de que, en la serie cinematográfica, el agente del MI6 ya tiene el reemplazo asegurado, es una mujer y, para más detalles, negra.

Lashana Lynch, en el papel de Nomi, es 007 en “Sin tiempo para morir”, la última entrega en la gran pantalla de las aventuras del superagente británico, cuyo estreno se aplazó por la pandemia y que está anunciada para el 2 de abril de 2021. Lynch, que ya había ejercido de superheroína de Marvel, ocupará el puesto como interina, cuando Bond, el titular, interpretado por Daniel Craig, tenga que ausentarse de la trama para atender asuntos propios.

Cartel de la última película de James Bond

Cartel de la última película de James Bond

La productora se habrá planteado que hay que ir actualizando la saga, incorporando un discurso más contemporáneo, y que de paso sirva para no ahuyentar a las potenciales consumidoras del producto. De paso, se evita regañinas por alguna inconveniencia machista. Por supuesto, la decisión ha recibido un aluvión de críticas de los defensores de la literalidad y muchos ataques directos contra la nueva chica Bond, que ahora es protagonista y no una secundaria al servicio del personaje masculino. Hasta tal punto llegó el acoso, con alusiones a su género y su raza, que Lynch tuvo que borrar sus cuentas de las redes sociales durante una temporada.

Una de las guionistas de “Sin tempo para morir” es la actriz y guionista Phoebe Waller-Bridge, la creadora de series como “Fleabag” y “Killing Eve”, descaradas, irreverentes y tremendamente divertidas. La actriz que se viste el traje de 007 también es una activa militante de movimientos como el “Me Too” y el “Black Lives Matter”. Habrán tenido que hacer concesiones comerciales, pero es fácil deducir que ambas habrán conseguido inyectar cierta dosis de feminismo a la acción, quizás un poco más allá de lo políticamente correcto.

Lynch ha dicho de su personaje en “Sin tiempo para morir” que resultará “quizás un poco incómodo”. Cuentan que se encara con su compañero y que hasta le toma la delantera. Lo trata como a un igual y eso ya constituye toda una declaración de intenciones. “Soy parte de algo que será muy muy revolucionario”, ha aventurado la actriz en una reciente entrevista en “Harper’s Bazaar”.

En la ficción –por ahora hay que conformarse con eso– el mundo parece estar salvo. El agente 007 sigue en activo. Relájense frente a la pantalla, diviértanse y disfruten del nuevo espectáculo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats