Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paco G. Redondo

Clases y contagios

La combinación de salud y aprendizaje: no todos con clases presenciales siempre

¿Cómo influye el curso escolar en el aumento de los contagios en otoño, cuando se esperaba que la segunda ola se produjera en invierno? Los datos de las primeras semanas hablaban de un 12% de brotes debidos al inicio de las clases presenciales, pero da la impresión que ese porcentaje está aumentando. La Consejería de Educación ya reconoce en Asturias esta semana hay 75 aulas en cuarentena por contagios de coronavirus, lo que afecta directamente a casi 1.500 estudiantes. También hay aulas con algún alumno positivo, y no están en cuarentena; desconocemos donde ha sido el contagio, ya sea por protección de datos del menor o falta de información, esperemos no sea por política de tratar de minimizar los casos, pues lo prioritario debe ser preservar la salud. En Bélgica tras cerrar los colegios los contagios disparados han retrocedido.

Los protocolos en teoría están elaborados técnicamente y en la práctica tratan de aplicarse, pero con alumnos adolescentes, unos más y otros menos inquietos, es imposible controlar que decenas y cientos de alumnos en todo momento, entradas, salidas, pasillos y recreos incluidos, estén separados 1´5 metros o no enreden de alguna manera entre ellos. Las clases presenciales o semipresenciales son preferibles a las telemáticas, pero no hay que hacer de ello una obsesión, pues ya en marzo más del 95% del alumnado tenía acceso a internet y fue subiendo, aun cuando decidieron que no se podía avanzar materia, o sea no es que nadie se quedara atrás, es que todos se quedaran atrás; ahora la cifra es prácticamente del 100%, y en la enseñanza media las clases telemáticas pueden desarrollarse con eficacia, más compleja es la evaluación justa.

Así pues, ¿es lógico que municipios con más de 500 casos de incidencia continuados deban tener los institutos con clases presenciales? Se puede argumentar qué hacen con el niño o la niña de 6 años si el padre y la madre trabajan, pero con 12 o 18 años esa situación no debería ser problemática. Alargan el curso en Asturias hasta el 30 de junio, al haberse retrasado el inicio del 14 al 28 de septiembre por falta de previsión: ¿Por qué no empieza hacia el 9 de septiembre en 2º de Bachillerato? ¿Van a acabar esas clases a mediados de mayo, o se retrasará también 15 días la EBAU (selectividad para universidad)? El objetivo de la enseñanza es el aprendizaje, presencial o por internet; habrá que analizar la evolución de la epidemia estos meses y priorizar la salud.

Compartir el artículo

stats