El Gobierno de España apuesta por convertir nuestro país en un exportador de hidrógeno. Sostiene su propuesta sobre tres pilares: la riqueza en recursos naturales y minerales de que goza España (empezando por el mucho sol que recibimos); la fortaleza de las renovables made in Spain (producimos ya mucha electricidad limpia –y cada vez más barata– y está previsto que el parque de generación renovable crezca aquí en casi 60 GW en los próximos diez años), y el abaratamiento de los electrolizadores.

El impulso del hidrógeno verde en España plantea movilizar inversiones por valor de 8.900 millones de euros hasta 2030, que procederán del sector privado con el apoyo del sector público, en las primeras fases. En cuanto a los Presupuestos Generales del Estado de 2021, se contempla ya una partida de 100 millones de euros para impulsar proyectos vinculados con esta tecnología, con ayudas a 60 empresas.

Estos anuncios se han hecho en el marco de la jornada “Hidrógeno renovable: una oportunidad para España”, inaugurada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que contó con la presencia de varios ministros de su Gobierno. También estuvieron presentes Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea (CE), y la comisaria de Energía de la UE, Kadri Simpson.

En su intervención, Frans Timmermans comentó que España tiene un “posicionamiento envidiable” para aprovechar la oportunidad que supone el hidrógeno verde por su potencial en renovables, especialmente en solar y eólica, y por su posición geográfica, dos factores clave para convertirse en un distribuidor de hidrógeno renovable.

Y en este sentido es donde Asturias puede jugar un papel importante en el cómputo nacional. El Gobierno de Asturias ha mostrado su apuesta por el hidrógeno renovable como una de las alternativas para la transformación del sector energético en la transición hacia una economía neutra en carbono. Para ello, ha creado una Mesa Regional del Hidrógeno, encargando a la Fundación Asturiana de la Energía (Faen) su coordinación. Cuenta con la participación de grandes empresas regionales como EDP, ArcelorMittal, Duro Felguera, Imasa e Hunosa, y otras como Adif, Iberdrola y Enagás para materializar proyectos de hidrógeno en nuestra comunidad.

La participación en la European Clean Hydrogen Alliance, European Hydrogen Forum y el asesoramiento de la Plataforma Tecnológica Europea del Hidrógeno y las Pilas de Combustible de la EU para el desarrollo de proyectos en nuestra región son algunas de las iniciativas puestas en marcha por esta mesa donde, además, se analizan los distintos proyectos alrededor del hidrógeno propuestos por empresas que la conforman en nuestra comunidad.

Recientemente, el Ministerio para la Transición Ecológica ha publicado una nota de prensa para informar que el Gobierno destinará 1.500 M€ al impulso del hidrógeno hasta 2023 a través del Fondo Europeo de Recuperación y ha lanzado, a través de su página web, un call for interest (manifestación de interés), para identificar los proyectos asociados a toda la cadena de valor del hidrógeno renovable, desde el I+D+i hasta su uso final. En ese sentido, el decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Minas del Noroeste, Juan José Fernández, ha animado a las empresas a participar en esta iniciativa y a que presenten proyectos tractores para nuestra región.

Es fundamental seguir apostando por la vía de la colaboración público-privada y mejorar en la transferencia de tecnología, es decir, en pasar de la I+D al mercado. El 3,6% de la publicación científica internacional en el ámbito del hidrógeno se escribe desde España, y eso es más del doble de la contribución española al PIB mundial.

El potencial del tejido industrial de Asturias, especialmente en el sector metal, hace que empresas asturianas y clúster del metal estén trabajando ya para valorar la opción de desarrollar electrolizadores que puedan producir hidrógeno verde a un precio tan bajo como el hidrógeno gris convencional. Mientras tanto, empresas energéticas están estudiando la integración de electrolizadores directamente en proyectos de energía renovable.

Las empresas asturianas de fabricación de bienes y equipos para el sector energético renovable se están abriendo camino y pueden jugar un papel fundamental en este campo. Ya se está hablando, entre otros, del desarrollo de parques eólicos offshore en nuestras costas, de la posible utilización de la regasificadora de El Musel o incluso del aprovechamiento integral de las antiguas explotaciones mineras hoy en desuso que inundan nuestro territorio.

Por ello, hoy Asturias está preparada para liderar esos proyectos energéticos generadores de empleos que compensasen los que se pudieran perder durante esta Transición Energética y podrían colocar a Asturias a la cabeza de España en investigación y desarrollo en energías renovables y almacenamiento energético, incluyendo el hidrógeno industrial y sus usos. Una realidad muy próxima.