Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

Por favor, tengan vergüenza al menos

A estas alturas del partido, con decenas de miles de muertos detrás, buena parte de ellos por efecto directo, indirecto o remoto en el incumplimiento de normas dictadas para evitar la expansión de la pandemia, y la amenaza de muchos miles más si en este medio tiempo la situación se relaja y los incumplimientos prosiguen, la sociedad, o al menos su parte más consciente, no debería tolerar ya más bromas. Quizá los legisladores hayan sido imprevisores al no atinar al principio en la tipificación de un nuevo delito de peligro, pero al menos se deberían aplicar de forma mucho más decidida las medidas sancionadoras vigentes. Da vergüenza ver o conocer el desparpajo y desprecio a la salud y la vida, en especial la de ancianos y mayores, que siguen mostrando muchos jóvenes y también otros que no lo son. Pero casi avergüenzan todavía más el disimulo, la disculpa, el encubrimiento.

Compartir el artículo

stats