Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Ciervo

Un millón

Javier Cuervo

La pandemia del acné global

Repasemos: el consumo particular de las nuevas tecnologías es la gran aportación cultural y material del neoliberalismo desencadenado. Las hicieron dos generaciones sucesivas de adolescentes trabajando obsesivamente en los garajes de sus casas suburbanas y se convirtieron en milmillonarios jóvenes con empresas en las que los creativos podían comportarse como

Poco más que adolescentes crearon las redes sociales sobre el modelo del libro de los compañeros de la Secundaria y en ellas se practican comportamientos de pandilla de chavales: inclusión y exclusión, amores y odios, ñoñerías y zascas. Hay el narcisismo de la edad de construcción, necesidad de aprobación a chorro y exhibición continua para la comparación desde lo que he comido, comprado, o viajado hasta el porno entre particulares que en seguida sale del ámbito de la confianza, tan importante y tan débil en esos años.

La gran ficción de las pantallas son los superhéroes y la gran industria del entretenimiento, el videojuego que tiene a padres cuarentones jugando unas cuantas horas a la semana, algo que antes sólo hacían los hijos.

Desde que entramos por el neoliberalismo y las nuevas tecnologías en el mundo del individualismo se volvieron referentes las celebrities: los famosos de la fama que sustituyeron a los conocidos de la reputación. Ahí siguen veinte años después los reality show manteniendo en exclusiva la audiencia de algunos canales y mejorando la de otros, con jóvenes y maduros perfectamente seleccionados para defenderse en pandilla (el grupo natural de los adolescentes, el gang del bandido adolescente).

¿Por qué nos sorprendemos de que haya habido un intento de golpe de Estado o de revolución para hacerse un selfi en el Capitolio y de que a Donald Trump, el presidente que llegó a celebrity en un reality show, se le haya castigado quitándole el móvil, o, al menos, sus aplicaciones de Twitter y Facebook?

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats