Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

Al llegar a Ítaca, todos dormidos

El independentismo ha obtenido algo más del 50% de los votos sobre un porcentaje de votantes de algo más del 50%. Esa enorme victoria, que representa algo más del 25% del cuerpo electoral, ha dado nuevas alas al cisne de la independencia catalana. Llegar aquí ha sido un gran esfuerzo, pero al fin tiene su justa recompensa, pues para lograr el brillante resultado han tenido que aburrir tanto a los catalanes con su murga como para dejar durmiendo en sus casas a un porcentaje de ellos sin apenas precedentes en la democracia. Visto el éxito de la receta, redoblando la murga tal vez podría alcanzarse un 60% de abstención y un 60% de votos independentistas. Seguirían rondando el 25%, pero abultarían más. ¿Y por qué no aspirar a un 70% de abstención y un 80% de independentistas? Dando la matraca unos cuantos años más, los que sigan despiertos tendrán Catalunya para ellos.

Compartir el artículo

stats