Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Luis Fernández

A la cuarta va la vencida

Me preguntan que ahora que estamos terminando la tercera ola, y después de haber predicho bastante correctamente la primera, la segunda y lo que va de tercera, si somos capaces con nuestro modelo matemático de adelantar o predecir qué va a ocurrir, si ocurre, en la cuarta.

Adelanto aquí las hipótesis en las que baso las simulaciones:

  1. La tercera ola se podrá dar por definitivamente terminada a mediados del mes de marzo si se siguen con las mismas medidas de control (semana del 16 al 24 de Marzo).
  2. El número de infectados diarios tiene una memoria temporal de unos 40 días, es decir, que los datos recuerdan lo que ocurre un mes antes y por tanto se pueden extrapolar (si no cambian las condiciones del pasado) otro tanto. Esto quiere decir que entre pitos y flautas no metemos de lleno en el mes de abril con un número muy bajo de infectados.
  3. Hoy en día calculamos que la cantidad de personas que han pasado la infección ronde los 150.000, aunque las cifras oficiales sean mucho menores. A estos hay que añadir la política de vacunaciones, a que a 18 febrero, ha llegado 35.250 personas, y esperamos que en este tiempo al menos se triplique, es decir que superemos las 100.000 personas vacunadas.
  4. El modelo utilizado indica que el número de infectados diarios es proporcional al número de infectados en cada momento por un factor de corrección que depende de la distancia entre el número total de infectados (en la cuarta ola) y el número total a infectar. En la segunda ola el número total de personas a infectar estuvo en torno a 30.000 y 15.000 en la segunda, y la constante de infección ha bajado de 0.15 a 0.10-012. Si pensamos que el número total de infectados en la cuarta ola pueda reducirse aún más, por ejemplo, un 30-40%, es equivale a reducir dicha constante a 0.06-0.08.
  5. Finalmente, si realizamos una simulación con estos parámetros y una población máxima entre 5.000 y 8.000 infectados, obtendríamos una cuarta ola con un pico entre 80 y 150 infectados diarios que se alcanzaría entre 70 y 100 días del inicio de la citada cuarta ola. En conclusión, disminuiría su intensidad y se alargaría en el tiempo. Obviamente los resultados de estas simulaciones pueden verse afectados por una mayor vacunación, que irá incrementándose, haciendo disminuir la tasa de infección y el efecto de las nuevas variantes de coronavirus. De otro modo dado que las condiciones climáticas mejorarán esto originará un descenso de 8-9 infectados por cada millón de habitantes y aumento de grado de temperatura media.

La cuarta ola, aunque plausible, esperamos que sea la última y que afecte mucho menos a nuestro sistema sanitario y a nuestra economía. Si fuese así, podríamos decir que en julio esta pesadilla habrá terminado. 

Predicción matemática

Predicción matemática

Predicción matemática

Predicción matemática

Predicción matemática

Predicción matemática

Compartir el artículo

stats