Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maxi Rodriguez

Parando en Villalpando

Maxi Rodríguez

¡Tenemos que quedar!

Tratos de nueva normalidad

¡Tenemos que quedar!

–¡Oye, tenemos que quedar, eh!

–¡Sí, ho!

–Ya ye hora, ¿oíste?

–Diba date un toque. Pero con esti telar...

–Ya. Yo pensé llamate al final de la primera ola, pero…

–¡Y yo!, ¡y yo! Pero un día por otru...

–Digo: na, en cuanto pase la segunda ola, y, coño, echóseme la tercera encima…

–Ya, a mi pasome igual. Púseme a desescalar y digo: tengo que llamalu. Pero pillome la cosa perimetral…

–¡Hai que vese, cagontal! ¡Tenemos que quedar!

–Sí, ho. ¡Vémonos fijo! ¿Oíste?

–¿Sigues yendo pola sidrería?

–Qué va. Aquello cerró. Taben afogaos, los probes. Nun pudieron más.

–Vaya. Na, tenemos que quedar. Acordeme mucho de ti.

–¡Y yo! Digo: ¿qué sera de Xulio?

–Xicu.

–¿Eh?

–Yo soi Xicu, Xulio ye’l mi hermanu.

–¡Cagonrós, cola puñetera mascarilla ya nun se conoz a nadie! ¿Qué ye de Xulio?

–Nun sal, ta jodíu.

–¿El bichu?

–Los bichos.

–¿Qué, ho?

–El ERTE, luego un ERE... Tien una depresión de caballo.

–Probe, tengo que llamalu. ¡Hai que vese! ¡Tenemos que quedar!

–¡Sí, ho! ¿Qué día te vien mejor?

–Uf, no sé. Vamos hablando, ¿oíste?

–¡Vale! Tú, si eso, avísame con tiempu.

–Doite un toque. O, bueno, si no, dásmelu tú.

–Sí, sí, llámote. O mándote un guasap.

–Lo que quieras, ¿oíste? ¿Tienes el mi teléfono?

–¡Sí, ho! Si no, búscolu.

–¡Vale, vale!

–¡O llámasme tú! ¿Tienes tú el míu?

–¿El qué?

–¡El mi teléfono, joder!

–Sí, ho. Téngolu. Teníalu.

–¿Dóitelu, ho?

–No, coño, tengo que tenelu. Si nun lu perdí...

–Ah. ¿Entós quieslu?

–Deja, que vas con prisa. ¡Oye, tenemos que quedar, eh!

–Sin falta, ¿oíste? ¡Vamos hablando y tal!

–¡Hai que vese, joder! Entre cepa y cepa, habrá que tomar algo.

–Sí, ho. Antes de que nos garre la cuarta, que luego ya se jodió.

–Claro. En aplanando la curva doite un toque. A ver si pa entonces…

–¡Oye, una botellina sidra! ¡Sin falta, eh!

–¡Aunque sea por streaming! ¿Oíste?

–¡Sí, ho! ¡Tú, Xulio, cualquier cosa que necesites…!

–¡Xicu, Xicu! ¡Xulio ye’l mi hermanu!

–¡Tenemos que quedar, cagontal!

–Sí, quedamos fijo, ¿oíste? ¡Tenemos que quedar!

www.parandoenvillalpando.com

Compartir el artículo

stats