Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una reivindicación diferente

En el Día Internacional de la Mujer más atípico, quiero aprovechar estas líneas para reiterar mi más firme compromiso, que es también el de Foro Asturias, con la consolidación de la igualdad plena y efectiva entre mujeres y hombres. El objetivo que nos marquemos cada 8 de marzo debe ser la consecución de la igualdad real entre mujeres y hombres, porque ésta es esencial para que nuestra sociedad pueda seguir avanzando y desarrollándose.

Como decía al principio, este 8 de marzo es atípico, y no lo podremos celebrar ni reivindicar como en ocasiones anteriores como consecuencia de la pandemia global ocasionada por el coronavirus. Pero esto en ningún caso resta fuera a nuestro mensaje; al contrario, respetar las indicaciones de las autoridades sanitarias muestra también nuestro firme compromiso dejar cuanto antes atrás esta crisis sanitaria, económica y social cuyos principales efectos recaen, en mayor medida, sobre las mujeres.

Además de jugar un papel fundamental desde los servicios esenciales o desde el ámbito sanitario, hemos sido las mujeres quienes hemos asumido una gran parte de la responsabilidad de los cuidados, en todos los ámbitos. Resulta indiscutible que muchas consecuencias derivadas de la pandemia han tenido un importante impacto en las desigualdades que aún existen; reconocerlo es el primer paso para trabajar en la dirección acertada.

Me gustaría que este 8M sirviera para, sin disensiones políticas que no benefician a nadie, reconocer la importante labor de todas las mujeres que han sabido capaces, una vez más, de contribuir de forma esencial a mantener abiertos negocios con orden de cierre, hacer frente al déficit en el sistema educativo, superar las necesidades de cuidados que ha generado la propia situación de pandemia... Hagamos en este 8M un ejercicio de reflexión que nos permita detectar las desigualdades generadas por el coronavirus y superarlas cuanto antes, en lugar de utilizarlas para desgastar al adversario. No permitamos que por discusiones partidistas, los problemas reales se vean agravados por la pandemia. Ofrezcamos, desde el ámbito político, soluciones efectivas y no más problemas.

Por todo ello, desde la Presidencia de Foro Asturias quiero refrendar mi compromiso para seguir trabajando en beneficio de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

Compartir el artículo

stats