Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maxi Rodriguez

Parando en Villalpando

Maxi Rodríguez

La herida del tiempo

Un año de pandemia

–Pues fae un añu taba yo encerráu en casa lavando plátanos.

–Y yo, Severino, y yo.

–Comiendo como un gochu y paseando a la perra entre platu y platu.

–¡Un añu ya! Manda cojones...

–Y menos mal que tamos aquí pa contalo, Jamín. ¡Menos mal!

–Dígotelo yo. Otros, los probes...

–¡Gonsumadre! El tiempu que nun pasaba ni pa Dios, les hores yeren días.

–Y tolos días yeren lunes.

–¡Ehí, aguantando mecha, cagáu de miedo, hasta pa dir al súper!

–¿Y aquelles coles pal papel higiénico

–¡Puf! La semana facíase más larga que’l campo de Oliver y Benji.

–Y venga telediarios, y cifras, y picos, y rebrotes...

–Como ahora, no te jode.

–Nun ye lo mismo, Severo, vas a comparar...

–Bueno, ya. Ahora podemos caleyar un puquiñín.

–Pero el bichu sigue aquí, nun aprendimos na.

–Un añu cola puñetera mascarilla y tovía se nos empañen las gafas.

–Ye verdá. Yo nun sé cómo s’arregla la gente...

–Yo cola visión borrosa siéntome más inútil qu’una agenda del 2020.

–¡Un añu ya, cómo pasa’l tiempu!

–Eso ye lo malo.

–¿El qué

–La percepción del tiempu. A mí cola pandemia jodióseme’l reló internu.

–¿Que qué, ho

–Nun sé ni en qué día vivo. ¡Toi alloriáu!

–A mí pasábame cuando taba encerráu. Nun sabía la hora hasta los aplausos.

–¿Qué aplausos

–Digo: ¡Nati, tán aplaudiendo, son les ocho! Y poníase a calentar la cena.

–Cenar temprano ye bárbaro pa evitar el toque de queda.

–Sí, ho. A mí cambiome hasta el biorritmo.

–¿Quién nos lo diba a decir, eh

–¡Un añu ya!

–El otru día quedé mirando pala chigrera y digo: ¡Marisa, vas tener que dame una foto antigua!

–¿Por

–¡Coño, porque ya nun m’acuerdo cómo yera ella sin mascarilla!

–Meca, ye verdá. Olvídase ún de too.

–¡Tamos varilla, trasbolaos!

–Si te pares a pensar, fáltanos un verano.

–Y fiestes, Severo, y viajes, y abrazos.

–¡Un añu ya! Lo del tiempu ye un misterio.

–¿Por

–¡Ye mui elástico!

–¿El qué, ho

–Una semana pue ser un suspiru y un minutu durar una eternidá.

–Ya. Yo antes sabíalo polos ritmos circadianos, ahora selo pol recibu de autónomos.

–Ya, eh.

–Lo jodío que ye, con esti telar, llegar a fin de mes.

–¡Y un añu así! Ya ves.

www.parandoenvillalpando.com

Compartir el artículo

stats