Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco García

Billete de vuelta

Francisco García

Arrimadas y un señor de Murcia

La que ha liado Ninette por el empeño en descabalgar a un señor de Murcia. El aleteo de una mariposa en La Manga del Mar Menor provoca una insospechada tormenta en Madrid, que a su vez desemboca en un tsunami que causa una sorprendente crisis de gobierno en el Gabinete de Sancheztein. Puede que Inés Arrimadas se sitúe ya a escasos metros del precipicio que conduce a su despeñamiento político, pero un pequeño gesto suyo, patrocinando una moción de censura a la murciana, acaba de dar satisfacción a la común apetencia del centro, la derecha, la extrema derecha y la mediopensionista, y de una amplia mayoría del socialismo rampante y del prácticamente extinto: echar de Moncloa a Pablo Iglesias.

El líder de Podemos se anuncia a bombo y platillo como candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, tras certificar los tribunales el adelanto electoral en la capital del reino. Se avecina un duelo de egos en la Puerta del Sol de los de antología, una discusión ideológica del mesianismo de mayor alcance: Iglesias contra Ayuso, Ayuso contra Iglesias, un combate del tamaño de aquellos que se celebraban en Las Vegas bajo el patrocinio de Don King. El primer debate electoral previo a los idus de mayo que lo modere “Butanito” García. Si es que en ambos contendientes cabe la moderación.

Como en la comedia bufa de Miguel Mihura, nos desayunamos con una nueva entrega de la antología del teatro cómico español, un éxito del enredo y de las situaciones del absurdo. Este país ya no es España, sino La Codorniz. Después de “Ninette y un señor de Murcia” dispónganse a presenciar “Maribel y la extraña familia”, “La bella Dorotea” o “El caso de la mujer asesinadita”.

Compartir el artículo

stats