DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esteban Greciet

Clave de sol

Esteban Greciet

Ensayo general de españolismo

Lo que se juega en nuestro tiempo

Parece mentira que a estas alturas de la Historia estemos aún con planteamientos políticos más propios de hace cien años. Si vivieran nuestros abuelos –alguno anda por ahí, incluso bisabuelos, si lo sabré yo–, tendrían que sentir nostalgia de la juventud perdida. Me refiero a la secuela de novedades en estos últimos días protagonizadas por figuras de la pugna política que nos han deparado algunas sorpresas.

Es el caso del aparente y aparatoso “suicidio político” de Pablo Iglesias que ha renunciado a su papel de relumbrón ministerial tras el truculento episodio de Murcia para intentar hacerse nada menos que con la presidencia de la Comunidad de Madrid que hoy ostenta, en funciones, pero muy merecidamente, la flemática Isabel Díaz Ayuso.

Ante tan llamativa decisión, la pregunta sería si el caso tuviera alguna trastienda más o menos oculta que los analistas no han sido capaces de detectar hasta el momento. Isabel, tras afirmar que ha sido capaz de sacar a Iglesias de La Moncloa, se muestra muy segura de sí misma ante los acontecimientos que parece se avecinan.

La violenta actitud de toda la izquierda y en particular la del competidor de Ayuso por Madrid, Iglesias, es muy expresiva por su insultante agresividad. Los acontecimientos, pues, parece que invitan a pensar en que se trata de una aparatosa reacción de urgencia a la desesperada, si no encubriera algo desconocido.

El indudable riesgo que nos amenaza a la gente de orden es que la situación desemboque en violentas alteraciones del orden público en momentos tan delicados sociales y políticos. Situación anómala a estas alturas de los tiempos cuando hasta se cuestiona y está en peligro el propio orden público y la forma de Estado y de Gobierno.

En un mundo convulso y enfermo como el actual, la España secular y unida no merece poner en riesgo su unidad, su régimen político, su historia y su estabilidad en el conjunto del mundo occidental. Aquí, aún estamos poniendo en tela de juicio hasta la integridad del territorio.

Lo que se está jugando en estos tiempos convulsos es el paso adelante o el paso atrás, la división o la españolidad.

Compartir el artículo

stats