DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xuan Xose

El Piles y Ludi

Sobre el saneamiento del Piles se ha entablado una batalla. Que existen vertidos nocivos al río se conoce por el olfato y las concentraciones de muíles en su tramo final; por la vista, al lado del parador. Antes de la unión de los dos ríos que da nombre a Les Mestes hay otros. Pero la engarradiella se establece en torno al llamado “anillo navegable”, que es una estructura para remansar las aguas, donde los socios del Grupo Covadonga practican piragüismo. Según algunos informes, solo la eliminación de tal estructura permitiría sanear el cauce; según otro, se podría mantener con alguna reforma.

Luis Fernández Valdés, Ludi, fue un comerciante que componía versos de un enorme éxito. Seguramente, hasta hace veinte años un montón de hogares xixoneses tenían su “Un kilo de versos”, una selección de sus poemas publicada en 1915. ¡Tan largos fueron su fama y éxito! Curiosamente, algunos de sus versos podrían leerse con la perspectiva de hoy, así el que, acerca de una epidemia de tifus, empieza: “Oigo, pueblo, tu aflicción, y escucho el triste lamento…”, y concluye: “pues con ansia grande quiero / que ni un alma más sucumba, / y vaya solo a la tumba / el bacilus traicionero”.

El último informe sobre El Piles, de la Universidad Politécnica, parece, en parte, hecho por marcianos, así cuando recomiendan que el piragüismo se practique en el estuario o que se rebajen las márgenes del río para “naturalizarlo”, ¡como si lo no hubiéramos visto tantas veces desbordarse y ocupar zonas adyacentes!

¿A qué viene aquí Ludi? Pues a que en el ejemplar caligrama “¡Oh, la sidra!” expone los sueños de un curda tras la ingestión del “rico néctar” y, entre otros deseos para el Xixón del futuro, desea “ver abierto en canal el río Piles”, es decir, canalizado.

¡Qué tiempos! ¡Y ahora lo que se propone es una marcha atrás (en el buen sentido)!

Compartir el artículo

stats