Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elena Fernández-Pello

La sucesora de Indiana Jones

Harrison Ford cede el testigo a Phoebe Waller-Bridge como aventurera arqueóloga

Phoebe Waller-Bridge | BBC

Phoebe Waller-Bridge | BBC

Vuelve Indiana Jones, ese superman de la arqueología que cada vez que sale de viaje, se quita las gafas y se abre la camisa se transforma en un castigador, látigo incluido, al que no hay enigma ni enemigo que se le resista. Steven Spielberg, que dirigió las cuatro primeras entregas de las aventuras del atractivo y sagaz arqueólogo, ha traspasado sus competencias a James Mangold y todo apunta a que en esta quinta entrega, cuyo estreno está anunciado para el verano de 2022, Harrison Ford le pasará el testigo a Phoebe Waller-Bridge. El actor ya se gasta 78 años y no debe de andar para grandes correrías; su sucesora tiene 35 años y una carrera en ascenso. Juntos protagonizarán una de las películas más esperadas de los últimos años. La productora también ha confirmado que John Willians, que el año pasado compartió con Morricone el premio “Princesa de Asturias” de las Artes, se encargará de la banda sonora, como ha hecho desde el inicio de la saga.

Todo parece indicar que Indiana Jones se nos va a hacer mujer. Se desconoce a qué giros argumentales van a recurrir los guionistas para introducir al personaje de Waller-Bridge, en qué momento del metraje Indi le traspasará sombrero y látigo, los emblemas de la marca, y si las aventuras de su sucesora femenina tendrán continuidad en futuros títulos.

Steven Spielberg ya había ido dando pistas de sus intenciones en los últimos años. El director y productor más taquillero de Hollywood se posicionó pronto al lado de movimientos en favor de la igualdad de género como el “Time’s Up”, contra los abusos sexuales y que estalló en Estados Unidos como reacción al escándalo Wenstein. Spielberg tiene fama de preocuparse y asegurarse de que en sus rodajes se respeta la equidad en los sueldos entre hombres y mujeres.

la sucesora de indiana jones

la sucesora de indiana jones

La de Indiana Jones no es, ni por asomo, una de las sagas más machistas de la historia del cine, aunque tenga algunos dejes. Tampoco lo son las películas de “Star Wars”, que también lleva la firma de Spielberg y en las que, con el paso de los años, los personajes femeninos han ido adquiriendo más y más complejidad y trascendencia.

Cuando aparecen en las aventuras de Indiana Jones, las mujeres suelen acabar enredadas en la trama romántica pero no son personajes decorativos ni comparsas del protagonista masculino, tienen personalidad propia, son seguras de sí mismas, testarudas, divertidas, dignas antagonistas del héroe, cómplices y, si se da el caso, también villanas.

Marion Ravenwood, interpretada por Karen Allen, fue la coprotagonista de la película con la que Indiana Jones irrumpió en las pantallas cinematográficas, “Indiana Jones en busca del Arca Perdida”. Su personaje es el de una mujer con una vida difícil y que se las arregla muy bien sola. Willie Scott, que encarnada por Kate Capshaw, apareció en “Indiana Jones y el Templo Maldito”, era una cantante en un club de mala muerte en Shanghái, algo alocada y más lista de lo que aparentaba. En “Indiana Jones y la Última Cruzada” conocimos a Elsa Schneider, interpretada por Alison Doody, una arqueóloga al servicio del ejército nazi, traidora, pérfida y manipuladora. Y para acabar, Irina Spalko, la guinda del pastel, a la que Cate Blanchett da vida en “‘Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal”, una combatiente implacable, cruel y fanática en su patriotismo.

Ahora llega Phoebe Waller-Bridge, artífice de la serie “Fleabag” y guionista del último James Bond, una revisión feminista del clásico de espionaje, y todo apunta a que, a partir de ahora, ella será la que haga restallar el látigo.

Compartir el artículo

stats