Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

El cartel ganador (y la imagen que no hubo)

La gran lona de fachada completa (6 plantas) en la calle Princesa de Madrid va dirigida a Ángel, Edmundo, Isabel, Mónica, Pablo y Rocío, respetando de modo escrupuloso el orden alfabético de la inicial. El mensaje dice “¿Por qué no nos relajamos todos un poquito?”, muestra el emblema de “La pipa de la paz” y asegura que las pipas relajan tensiones por ser ricas en magnesio. La entrada en cartel de una empresa vendedora de pipas ha salvado el tono de la campaña, introduciendo el vector de buen humor sin el que el déficit de inteligencia está asegurado. ¡Qué gran imagen hubiera sido ayer la de los citados seis sentados en una bancada urbana, cascando pipas bien callados y metido cada uno en lo suyo pero pensando en lo de todos, mientras el saborcito de la sal y de la pulpa magnésica va trepando hasta los respectivos cerebros (o lo que haya)! Pero no la hubo.

Compartir el artículo

stats