Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carmen Pérez Novo

Procedimientos para lograr el éxito (I)

Conseguir objetivos, tener éxito en la vida, es una de nuestras aspiraciones en este Planeta Tierra. Hace un tiempo, escribía un artículo basándome en las recomendaciones de Brian Tracy, en su libro “Máxima eficacia”, en el que habla de una serie de ideas fundamentales, para tener éxito en la vida, que ha ido recopilando en sus más de 30 años de trabajo con gente exitosa. Me parecen muy interesantes para compartirlas de nuevo con ustedes, por si pueden servirles de ayuda, en estos momentos en los que, irremediablemente, nos abrimos a un mundo nuevo y necesitamos un cambio total de paradigma. Porque, gústenos o no, hemos llegado al final de una etapa. Tenemos que dar un giro a la mayor parte de nuestras creencias. No nos queda otro remedio. Y, todas y todos, tenemos nuestra parcela de responsabilidad.

Por eso, de una vez por todas, tenemos que dejar de prestar atención a lo que tenemos y no nos gusta. Nuestro pensamiento tiene que estar centrado en asuntos positivos, en nuestra meta, en nuestro deseo.

“No puedo hacerlo”. “Ya es tarde”…, son creencias que debemos desterrar porque son muy limitantes. Por el contrario, vivir con la idea del éxito, convertirnos en la persona que deseamos, sentir que somos lo que queremos ser o hacer lo que anhelamos, es lo que debe priorizar en nuestras vidas.

Indudablemente, cuando vivimos así, inmediatamente surgen posibilidades para entrar en acción. Porque saber no es suficiente. Es necesario ponerse en marcha. Brian Tracy, resume las pautas a llevar a cabo de la siguiente manera:

1) Dentro de cada problema o dificultad que experimentamos, existe la semilla de una ventaja, o beneficio, mayores o equivalentes. No existen fracasos. Solo hay resultados. De hecho, un problema, un error, es un gran regalo para aprender. Por eso, este autor propone que siempre tenemos que fijarnos en la gran lección que nos está aportando ese fracaso, esa adversidad, ese problema, ese revés. Si buscamos algo que podemos ganar en cada adversidad, siempre lo encontraremos y pasará a formar parte de nuestra experiencia.

2) Nuestra vida solo mejora si nosotros mejoramos. Por mucho que nos cueste aceptarlo, el mundo que nos rodea siempre será un reflejo de nuestro mundo interior. Si nos sentimos mal por dentro, aunque nos rodee un mundo fantástico, no estaremos en condiciones de disfrutarlo, ni siquiera de verlo.

(Continuará la próxima semana)

Compartir el artículo

stats