Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un “spot” bancario equipara lobos con bancos

Dicen los grandes sabios del business televisivo que los programas de la tele solo son unas tonterías que se ponen para rellenar los espacios que quedan libres entre los bloques publicitarios. ¡Ah! Pues hablemos hoy de un caso de publicidad muy interesante. Coincidiendo con las manifestaciones del Primero de Mayo, tan críticas con los planes de reducción de personal que prepara el sector bancario, Bankinter acaba de lanzar un spot televisivo que merece considerarse. Arranca este vídeo publicitario con la imagen de un lobo que nos mira de forma inquietante –una estampa que luego repiten insertada dentro de un billete de 500– y una voz se dirige a nosotros y nos dice: “Tu banco te escribió una carta (...) ¿Un pequeño cambio en las condiciones? ¿O escribe el lobo con piel de cordero?”. Y entonces escuchamos al gran Miguel Poveda cantando una nana aflamencada, muy vibrante, en la que dice: “¿Será que con menos gente y con menos sucursales estarás mejor?”. Se acompaña el cante con imágenes de un trilero haciendo su martingala con unos cubiletes, otro que quema un billete de 50 euros, y sigue la voz en off dedicándonos mensajes: “Te invitaron a una boda hermosa de bancos, banqueros, gerentes y cajas, pero de lo que no te avisaba la carta es de que tú pagas la fiesta y eres quien se casa” y sigue la nana: “Cuentan que a río revuelto viene la ganancia de los pescadores, pero casi nunca de los pensionistas, de los estudiantes, de los profesores”. ¡Ahh! Le ha salido a Bankinter un spot para mojar pan. El mensaje final de este banco es que nos quede claro que ellos no son como los otros, que ellos no son lobos ni trileros tramposos ni hacen bodas de fusión pagando nosotros ni nada.

No obstante, no sé si han calibrado bien las consecuencias que su spot puede generar. Los bancos de la competencia podrían considerar que se conculca la ley de la publicidad, en concreto los artículos que prohíben expresamente denigrar a los competidores. Por ejemplo, la fábrica de hamburguesas Carnechachi no puede sacar un spot televisivo diciendo que el resto de fabricantes de hamburguesas son una basura pestilente, aunque en algunos casos pueda ser verdad. La publicidad más inteligente que recuerdo sobre bancos la lanzó hace años Triodos Bank. Resaltaban que eran un banco ético. ¡Ahh! Qué hermosa fusión: ética y banca. Transmite algo difícil de encontrar en el sector bancario.

Compartir el artículo

stats