DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

En la enfermería, con pronóstico reservado

¿Cuántos votos contra Sánchez ha habido en la patada que Madrid ha dado en el culo del honrado Gabilondo? Sánchez seguramente sospechará que muchos. Si algo no debe hacer un político nacional es meterse en una reyerta de provincias (Madrid al fin y al cabo lo es), donde, como en segunda división, el juego es siempre más duro: las sorpresas en la Copa, cuando un segunda elimina a un líder de primera, suelen venir de ahí. ¿Exceso de confianza del jugador de riesgo, que ya echaba en falta la adrenalina del gran juego? Tal vez, porque nadie le había mandado bajar al ruedo y exponerse, pudiendo ver desde el tendido, con angustia pero sin peligro de acabar en la enfermería, una corrida en la que lo que se había visto en toriles anunciaba cogida. Habiendo tanta mala leche acumulada en Madrid por la pandemia y por la paella a la catalana, ni tras el burladero debería sentirse tranquilo.

Compartir el artículo

stats