DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

Movimiento de placas

Un espectáculo en las semanas que siguen a unas elecciones son los movimientos de las distintas piezas del mecanismo de partidos para reajustar posiciones y restablecer equilibrios alterados por las urnas. La fuerte irrupción de la derecha rotunda en Madrid, el debilitamiento del “sanchismo” y la voladura del centro han hecho saltar alarmas en el independentismo catalán de izquierda, y el vector soberanista cede algo ante el vector social, que de momento no quiere volver a las andadas. La denuncia por Rufián (Esquerra) de un independentismo de derechas da cuenta de una obviedad, pero que no estaba en el discurso unitario soberanista. Mientras el debate en los medios está copado por el navajeo y los ajustes de cuentas, la ruptura del soberanismo, aunque de momento solo afectase a las fórmulas y los tiempos, sería la mejor noticia para la estabilidad a medio plazo del país.

Compartir el artículo

stats