DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

Sin mover ficha, partida perdida

No lamento nada que una amplísima y espontánea coalición españolista (en la que está medio PSOE al menos) se muestre indignada por la concesión de indultos a los líderes secesionistas. Así el independentismo medirá bien el poder que aún tiene lo español de siempre en ese ente abstracto que para ellos era el “Estado español”. Pero en Catalunya no solo quieren el indulto los partidarios de la independencia (no todos, por cierto), sino también muy buena parte de los contrarios a ella, que ven exceso en las penas o necesario un gesto de concordia. No creo que el sentido común sea capaz de reabsorber la odiosa tumoración de irracionalidad que hay en el núcleo del independentismo, pero no descartemos que una voluntad de distensión y diálogo pueda ir reduciendo su tamaño. De lo que estoy seguro es de que no intentarlo siquiera hace el juego al final al adversario (que para mí lo es).

Compartir el artículo

stats