Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

Tú serás my baby

No tengo a gala haber llegado al mundo a los acordes broncos de las bombas de Hiroshima y Nagasaki (agosto de 1945), con España en plena posguerra, pero es un hecho. Cuando la primera oleada de los baby boomers españoles llegaba al uso de razón hacía furor aquí y en Francia “Be my baby” ( Tú serás mi baby), una gran canción popularizada en 1963 por “Los Surfs”. Son dos modos de descubrir el mundo, claro. El ministro Escrivá, un baby boomer que ha señalado con el dedo a sus coetáneos generacionales para endosarles la reforma de las pensiones, podía haberlo hecho tarareando la canción. Como el mensaje no fue bien recibido (el sensor de votos que hay en el Consejo de Ministros debió de sufrir una caída en picado) tuvo que ser rápidamente desmentido. Pero, echada la carta al tapete (y ya era hora), el modo honesto o no de desarrollar el juego medirá la responsabilidad de este Gobierno.

Compartir el artículo

stats