Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Manuel Ferreira

José Manuel Ferreira

Presidente en funciones de la Cámara de Comercio

Cinco estrategias y cinco acciones para impulsarlas

Un plan para engrandecer Asturias

En la Cámara de Comercio de Oviedo mantenemos una intensa interlocución política y social. Por nuestra sede, así como por nuestras antenas camerales, pasan empresarios, representantes de todos los partidos políticos, dirigentes del gobierno autonómico y nacional, alcaldes, concejales, expertos y científicos de distintas especialidades, mandos sindicales, así como de organizaciones e instituciones civiles, judiciales y militares. Con las recomendaciones y opiniones de todos ellos hemos elaborado propuestas y hemos podido alcanzar acuerdos y consensos de impacto perfectamente evaluable.

Cinco estrategias y cinco acciones para impulsarlas

Fruto de este trabajo hemos desarrollado un conjunto de análisis que dirigen nuestras acciones, a fin de encontrar el mejor camino de salida, tanto para la crisis originada por la pandemia, como para la estructural, cuyos antecedentes se remontan a tiempo atrás.

Comento de manera sucinta las estrategias que nos permiten enfocar nuestras actividades. Como preferimos ser reconocidos por nuestras obras más que por nuestras palabras, ponemos de relieve una acción ya en marcha por cada una de ellas.

La primera es incrementar la actividad económica mediante la atracción de inversiones y el apoyo al crecimiento de las empresas de la región, fruto de esta estrategia es el futuro centro logístico de Amazon en Bobes, cuya implantación fue gestionada por la oficina de captación de inversiones de las Cámaras de Comercio de Asturias. La segunda es alentar la modernización de las administraciones públicas, haciéndolas más digitales, más ágiles, facilitadoras, en definitiva, más eficientes. Nuestra acción, a través de la “mesa grande de licencias”, es la mejora del servicio de licencias del Ayuntamiento de Oviedo. La tercera trata de atajar la cualificación y, sobre todo la recualificación para el empleo y nuestra apuesta es poder disponer en Asturias del modelo formativo de Academia 42. La cuarta es facilitar la solución alternativa de conflictos, a través de un fuerte Instituto de Mediación Asturiano, y la quinta, fomentar la cultura social empresarial, poniendo en valor la figura del empresariado socialmente responsable, trabajando las Cámaras de comercio de Asturias de manera más unida, generando unas instituciones más fuertes, relevantes, útiles y eficientes.

Nuestro objetivo de trabajo es encarar el futuro y ser conscientes que urge poner en marcha mecanismos que, colectivamente, contribuyan a incrementar al menos en un diez por ciento el mercado laboral.

Afortunadamente, por el momento, otros indicadores sobre desigualdad, distribución de riqueza, riesgo de pobreza o exclusión u otros del ámbito social son relativamente positivos para Asturias en comparación con otras comunidades autónomas, pero es necesario comprender, que, para consolidar esta situación, es vital generar la actividad económica que la soporte.

Las sociedades más prósperas, a la vanguardia, justas y que ostentan los mayores índices de democracia y bienestar colectivo, son aquellas que se dotan de sistemas de desarrollo económico que permiten el progreso del conjunto, con altos índices de dinamismo económico y bajas tasas de personas en riesgo de marginación económica. Para llegar a estar entre estas sociedades es imprescindible mejorar los índices de empleo y ocupación de Asturias.

Asturias es la Comunidad Autónoma con la tasa de actividad más baja de España, 50,59% en el primer trimestre de 2021, por debajo de regiones con un tamaño parecido como Extremadura, 53,70%, además de las de nuestro entorno geográfico: Cantabria con el 54,31%; Castilla León con el 53,68% o Galicia con el 52,03%. Todas ellas con problemáticas similares. La media española se sitúa en el 57,69%. Como anécdota, en Estado Unidos comenzaron a hablar de declive y de falta de brío, cuando su tasa de actividad bajó del 65%.

Para revertir esta situación acompañaremos nuestras estrategias con un plan que denominamos Engrandecer Asturias. Consistirá en un conjunto razonado de iniciativas que, sumando a los recursos disponibles, las transformaciones necesarias, apoyado en la colaboración público-privada de la que las cámaras somos paradigma, y con la suficiente fuerza de voluntad, nos permitan alcanzar el objetivo de doblegar el decrecimiento progresivo de los últimos años en Asturias que han hecho que nuestra región se haya empequeñecido. En esencia se trata de favorecer el crecimiento de nuestro PIB entre un 25 y un 30% a lo largo de la próxima década, lo que pondría fin a la mayor parte de los problemas que venimos arrastrando y que, de no abordarlo, nos llevará a ser una comunidad pequeña, poco relevante, con baja energía y, muy probablemente, con menor calidad de vida. Simplificando, y entre otras medidas, promover la creación y atracción de una actividad empresarial tractora al año durante los 10 próximos y en paralelo promover, con determinación, al menos tres innovadores polos de especialización. Servirían como ejemplo el biosanitario en La Vega, la manzana del acero en Avilés o la milla del conocimiento de Gijón, con un sector TIC que progresa de forma imparable. Con el efecto de estas palancas se induciría la creación de un nuevo y potente ecosistema empresarial capaz de impulsar el progreso económico que se necesita para sostener una sociedad próspera y cohesionada.

La Cámara de Comercio está llena de vida, de gente, de propuestas, de planes y de actividades, al servicio del interés general de la economía y en defensa de nuestro tejido empresarial.

Compartir el artículo

stats