Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

Vivir en la red

Hay muchas formas de vida, y el requisito común de todas es ellas es que haya vida. Vivimos dentro de un medio general y de otro particular de cada uno, en el que se cruzan (metidos unos por otros) el familiar, el social, el de clase, el cultural y un largo etcétera. La vida en la red es un nuevo medio, y aparte de los pocos miles de personas con proyección pública que hacen vida en la gran red (y muchos viven de ella) hay millones que hacen vida en las pequeñas redes que han logrado tejer alrededor de su personaje más o menos virtual. Que esto pueda resultar indeseable para algunos (sin ir más lejos para mí) no autoriza a denostarlo, pues aunque cabalguemos siempre a lomos del puro instinto de supervivencia montarse una vida con razones para seguir gozando de ella es siempre una hazaña respetable. Es cierto que en la vida en la red nada es verdad ni mentira, pero ¿y fuera de ella?

Compartir el artículo

stats