Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco García

Billete de vuelta

Francisco García

¿Un PSOE republicano?

No elucubramos al asegurar que Adrián Barbón es uno de los barones socialistas que temen que en el próximo Congreso Federal del PSOE, a celebrar el próximo octubre en Valencia bajo el control plenipotenciario de Adriana Lastra, alguien deslice una enmienda en favor de un posicionamiento del partido en defensa del modelo republicano. No aparece alusión alguna al espinoso asunto en la ponencia marco, pero no es descartable que algún sector promueva, al cumplirse un año de la huida pactada del emérito, una revisión de la figura de la monarquía. Ya lo intentó Juventudes Socialistas con una enmienda en la anterior cita congresual, y Lastra y Ábalos tuvieron que desplegar toda su capacidad de persuasión para descafeinar una propuesta que entonces, y a juicio de los “mayores”, no tocaba.

De aquí a octubre pueden ocurrir muchas cosas y no todas halagüeñas para la Casa Real ni para el inquilino de la jaula de oro de los Emiratos Árabes. Es probable que de aquí a entonces la Fiscalía archive las diligencias sobre los supuestos desmanes económicos de Juan Carlos I o decida querellarse, tras una demora que se antoja excesiva y para muchos intolerable. Y que el debate sin duda encendido que surja en torno a esa decisión vuelva a abrir el melón recurrente de la causa republicana, al que aportará navaja la izquierda más radical y los nacionalistas recalcitrantes.

Si Juventudes o alguna otra facción de la familia socialista vuelve a proponer en octubre el pronunciamiento favorable a la República, Adriana tendrá que remangarse otra vez. Hay más argumentos contra la monarquía que hace cuatro años, todos provocados por la falta de ejemplaridad del emérito y su abuso de la protección que le confiere la Constitución, por cuantiosos que hayan sido los servicios prestados.

Compartir el artículo

stats