Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xuan Xose

Dos norabones, una desaparecida, una primada

L’Ayuntamientu d’Uviéu acaba d’anunciar que yá nun tien atrasos nes concesiones de llicencies urbanístiques, que resuelve nel mes. Ye más, l’alcalde, un poco en plan gallu, retó a los constructores a “atascar el serviciu de licencies”.

Felicitaciones. Una de les torgues habituales pal crecimientu la riqueza, la creación d’empléu y la felicidá de los particulares son les alministraciones públiques. Inversores, negocios yá en marcha, ciudadanos d’a pie ven cómo se tarda munchos meses, na rodiada del añu, en dar los oportunos permisos, lo que supón mayores costos, malestar y, a vegaes, retraimientu de les inversiones: paru.

Otra de les felicitaciones, pal XXXI Salón de Teatro Costumbrista de Candás, que repite l’ésitu de tolos años n’innovación, en calidá y n’asistencia de públicu. Tamién al cronista de LA NUEVA ESPAÑA, Gonzalo Bengoa.

A quien nun podemos felicitar ye a la diputada de Podemos Gloria Santiago. Dempués de padecer un episodiu d’acosu nel Camín, acusó a una trabayadora del 112 de reñila y tratala mal. Como se demostró, nun hubo nada de too ello. Mentestantu, la trabayadora pasó les de coyer. Escribo esto una semana dempués de la esoneración de la trabayadora del 112 y nun sentí una pallabra de disculpa, nin de la mallorquina podemita nin del coru que la siguió. Seguramente cuando llean esto, tampoco ustedes lo tendrán sentío. ¿A quién-y importen los d’a pie?

Tampoco ye pa baillar la situación de les nuestres comunicaciones cola meseta. Al retrasu de doce años de la comunicación per AVE, a la carestía y escasez de les comunicaciones aérees, súmase agora la discriminación y castigu que sufrimos al respective d’otres comunidaes tocántenes a les comunicaciones per carretera. Agora que tan quitando o rebaxando peaxes per uquiera, resulta que Galicia y Asturies van ser les comunidaes con más tiempu (75 años) con peaxes.

¡Vaya verdá eso de “gallegos y asturianos, primos hermanos! Bueno, primos, seguro. Y nós, un migayín más.

Compartir el artículo

stats