Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maxi Rodriguez

Parando en Villalpando

Maxi Rodríguez

El año de las luces

Chigres entre tinieblas

Ilustración de Mortiner

Ilustración de Mortiner

–¡Cagonrós, ahora que reconquistamos la barra nun se ve ni pa cantar!

–Díjevos que trajerais linterna pa leer el periódicu.

–Coño, Orlando pero esto tá más oscuro que’l mocu d’un mineru.

–Dimelo a mí, Julín, que llevo un añu cojonudu.

–¿Por?

–Entre la pandemia y el recibu la luz...

–Pues yo quería venir de noche a picar algo cola muyer.

-–¡Ven, Julín, ven! Tenemos veles asgaya. Póngote un candelabru y chipirones afogaos, y facéis una cenina romántica.

–¿Entós qué pasó? ¿Fundiósete la bombilla?

–No, la cartera.

–¿Cómo ye, ho?

–Los autónomos tamos al límite, Julín. Ente la Olimpiada y el mercáu eléctricu nun paramos de batir récords. ¡Taquelosparió!

–Ya, eh. Máximu históricu y nun tocamos techu. Esti añu tamos de cine.

–Sí, ho. Si ficieran “La guerra de las Galaxias” en vez de sables de luz andaríen con espades de madera, dígotelo yo.

–Val Dios que pa beber nun fai falta ver.

–Claro. Y como sigamos usando la vitro n’hora punta voi acabar llamando al chigre “El lado oscuro” en plan ambiente, fino, ¿entiendes?

–Uf. La luz mata a los vampiros y el recibu a los humanos.

–¡Eso ye, Julín, eso ye! A mí a base de pagar facturas quitóseme’l mieu a la oscuridá echando hosties.

–Normal. Lo raro ye que nun salgamos a la calle a protestar.

–Na. Tamos en fiestes, empezó la liga…

–La peña nun da crédito, tá desconcertá. ¿Visti lo que y-pasó a Lolo?

–¿El qué?

–Marchó de vacaciones y dejó una lluz prendía como midida de seguridá. Y entraron a roba-y creyendo que yera millonariu.

–Normal, ho. Ye un provocador.

–Debieron pensar: a esti sóbren-y les perres, qué cabrón.

–De toles maneres, si non te atraquen por un lau te atraquen pol otru.

–Ya, eh. Porque mira que dan vueltes cola factura pa engañanos.

–Podíen poner directamente: ¡manos arriba, esto ye un atracu!

–Sí, sí. ¡Y diz que setiembre va ser el mes más caru de la hestoria!

–Con dos cojones, Orlando.

–Y subiendo, ¿oíste?

–Sí, ho. El megavatiu tién buenes sensaciones, pamique nun tocamos techu.

–¡Qué va! Mañana pones la tele y otru récord.

–Déjame de tele...

–¿Qué ye, ya nun la ves?

–Veo un poco “Teletienda” a les tres de la mañana mientres la lavadora centrifuga.

–Pues habrá que leer el periódicu a escures…

–¡Pa lo qu’hai que ver!

–Ya. Lo raro ye que nun salgamos a la calle a protestar.

–¿Otra vez, ho? ¿Qué quiés que te diga?

–Ya. Tamos en fiestes, empezó la liga…

www.parandoenvillalpando.com

Compartir el artículo

stats