Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maxi Rodriguez

Parando en Villalpando

Maxi Rodríguez

La generación muda

¿Para qué sirve un teléfono?

–¡No lu defiendas, Mariluz!

–Pero, Arcadio...

–¡Tol putu día pegáu al móvil y nun hai quien hable con él!

–Probe...

–No lu oí, teníalu en silencio, taba sin cobertura... ¿A ti paezte normal?

–La culpa tiénesla tú.

–¿Yo?

–Sí, Arcadio, por llamar.

–¿Cómo ye, ho?

–El probe nun pue responder, ni llamar, ¡tien ansiedá!

–¿Ansiedá?

–Sí, imagínate, tien que reunir el valor suficiente pa facer una llamada.

–¿Pero qué me tas contando?

–¡Ye un millennial, bobu, ta n’una edá bien mala!

–¿Pa descolgar el teléfono? ¿Pa responder una puta llamada de teléfono?

–Sí, ho. Pa ellos, recibir una llamada ye una intromisión en su vida cotidiana...

–¡Coño! ¿Y pa los demás?

–Ya. Pero Borja nun ye de conversación presencial.

–¿Que qué, ho?

–Ye asincrónicu, bobu, no ye sincrónicu.

–¿Qué pijaes dices? ¿Tú qué quies, tomame’l pelo?

–No, vida, dígotelo en serio. Él ye más de guasap o notes de voz. Pa ellos ye más cómodo, menos intrusivo.

–¿Entós pa qué quier el teléfono, si nun contesta?

–¿Otra vez, ho? ¿Cómo te lo tengo qu’esplicar?

–¡Manda güevos! Nun garra una puñetera llamada y nun llama nunca.

–La culpa tiénesla tú, Arcadio, por llamalu.

–¿Qué ye, que nun puedo ni llamar al mi fíu por teléfono?

–Eso pa él ye ofendelu.

–¡Mecagonla...! ¡Más gorda nun entra en prau!

–Tienes que asumilo. El nuestru Borja solo fala con notes de voz y mensajes escritos.

–Sí, escritos como’l culo. El móvil será inteligente, pero el guaje solo tien faltas d’ortografía.

–Prubín.

–¿Cómo que prubín? ¿Pero él sabe que esi chisme ye un teléfono?

–Ay, Arcadio, por favor...

–Ta ultraconectáu pero ye incapaz de hablar por teléfono, no me jodas.

–Ta en sus coses, vida, con sus redes, sus juegos, sus aplicaciones...

–¡Cagonrós! ¡Y encima pagué-ylu yo!

–Normal, el críu ta sin trabayar.

–¡Voi tirá-ylu a ca dios! O sea, que ahora no lu puedo ni llamar.

–¿Qué quies, qu’enferme de ansiedá?

-¡Qué coses dices, Mariluz!

–Acuérdate lo mal que lo pasó nel confinamientu coles videollamaes teniendo’l probe que mostrase en vivo, sin filtros...

–¡Mira, Mari, toi del guaje y de los móviles...!

–Ye lo que hai, Arcadio.

–Esi bichu tien tantes funciones que ya no sé ni pa qué cojones sirve.

–Pa no hablar, Arcadio.

–¿Eh?

–Sirve pa no hablar.

www.parandoenvillalpando.com

Compartir el artículo

stats