Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

El secreto de José Andrés

La buena cocina ha sido sin duda el trampolín a la notoriedad pública del cocinero José Andrés, que hoy recibe el Premio “Princesa de Asturias” de la Concordia, pero eso no basta para explicar su carisma. Desde luego es importante su capacidad para colocar en las redes eslóganes formidables, como el de que el mundo necesita mesas más largas y muros más bajos, pero tampoco se alcanza el top de credibilidad por ser un tuitero con principios. El secreto de José Andrés reside en su voluntad de ponerlos en práctica a la escala que está en sus manos. Ante una catástrofe o calamidad en cualquier lugar del mundo José Andrés hace las maletas, se planta allí y extiende largas mesas para dar de comer. Como una cosa es predicar y otra dar trigo, la gente, poco acostumbrada a que se hagan las dos cosas, abre la boca con admiración, se pregunta si será un extraterrestre y luego sin más lo adora.

Compartir el artículo

stats