Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

El lobo para niños (urbanos mejor)

Cuando un problema real se mezcla con un atavismo se vuelve imposible de manejar. Los atavismos suelen estar incrustados incluso en las mentes más ilustradas y racionales, y frente a ellos no valen ni educación ni información. Por eso los esfuerzos de muchos papás progres (urbanitas, en general) para sacar de la mente de sus niños el excipiente atávico de sus ideas están, creo yo, condenados al fracaso, aunque reconforten a los propios papás. Sobre el cuento del lobo, un compendio de atavismos cuyas raíces se hunden hasta el Medievo, hay ahora preciosas y divertidas versiones, como la titulada “El lobo en calzoncillos” (Wilfrid Lupano, Ed. Astronave), encaminada a disolver el atavismo mostrando a la fiera en cuestión como un animal que simplemente va a lo suyo (como hacen todos), pero alrededor de cuyas leyendas funciona todo un sector de actividad, con no pocos negocios derivados.

Compartir el artículo

stats