Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amador Menéndez

La ciencia en un tuit

Amador Menéndez

Grafeno superconductor

Grafeno dopado con litio posibilita el flujo de energía eléctrica sin pérdidas

No toda la energía eléctrica que se genera en una central llega a sus hogares. Aproximadamente un 7% de la misma se pierde en forma de calor durante el transporte. Ello es debido a la fricción o resistencia que presenta el cable al paso de la corriente eléctrica. Por debajo de una cierta temperatura –denominada temperatura crítica– ciertos materiales no muestran resistencia al flujo de corriente, evitando así las citadas pérdidas. ¡Son los denominados superconductores!

Dopándolo con átomos de litio, se consigue que el grafeno –una lámina bidimensional de átomos de carbono– se comporte como un superconductor por debajo de –267,25 ºC. Es un esperanzador logro, aunque el gran reto sigue siendo diseñar un superconductor que opere a temperatura ambiente.

Compartir el artículo

stats