Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maxi Rodriguez

Parando en Villalpando

Maxi Rodríguez

¡Por los pelos!

Llamar calvo a un hombre es acoso sexual en el Reino Unido

–¡Eso ye descabellao, Xulio!

–Y dale.

–¿Qué, ho?

–¡Que dejes ya de faltame, Vallina!

–¿Yo?

–Y tienes suerte que tamos en Riosa, si tuviéramos en Reinu Uníu…

–¿Por?

–Ya tabes denunciáu por acosu sexual.

–¿Quién? ¿Yo?

–Sí, Vallina, sí. Que se te ve’l plumeru, grande. Te tas pasando de la raya.

–¿Por?

–¿Tú sabes lo chungo que ye ponese a lavar la cara y nun saber ónde parar?

–¿Eh?

–¿Tienes idea de lo que ye cayer de llombu y date na frente?

–¿Qué, ho?

–Que son muchos años dudando si lavar la cabeza con gel o champú, concursando pa ganar unes entraes pero nada.

–¿Y a mí qué me dices?

–¡Yes un acosador, Vallina!

–¿Yo?

–Pasástete de la raya, amigu, con esos comentarios personales, esi rollu peyorativu…

–Pero si lo único que te dije, Xulio, ye que tienes unes idees descabellaes.

–Sigue, sigue así, ¡vas cagate!

–¿Yo?

–¡Voi metete una demanda!

–¿Por?

–Y enriba, tas mirándome con lascivia. ¿Qué ye, que te pongo?

–¡Sí, de mala hostia! Yes un paranoicu de mucho cuidao.

–Tengo el culo guapu, vale. Pero de la alopecia nin una palabra.

–¡Tampoco yes tan calvu. Lo que pasa ye que tienes la cara más grande.

–Sigue, sigue vacilándome.

–¡Yes tú, peláu, que tas obsesionáu!

–¡Que no me llames peláu, coño! Como vos gusta facer sangre…

–Pero si nun te digo na, Xulio. ¡Que tienes la cabeza perfecta, coño!

–Sí, ho.

–Dios creó unes cabeces perfectes, nes otres punxo pelo.

–¡Vallina, que bajo de la escalera, eh!

–¿Tas amenazándome?

–Home, si dexares d’acosame sexualmente..

–¡No flipes, Xulio! ¡No flipes, ho!

–¿Yo?

–Sí, home, por favor. Ni tan calvu ni con dos peluques.

–¡Y dale!

–Venga, Xulín…

–Vas cagate, Vallina.

–Anda, trabaya y déjate de…

–Si tuviéramos nel Reinu Uníu diba dicite yo a ti…

–¡Anda, nun sías tontu, que nun tienes nin un pelu de tontu!

–¡Faltosu! ¡Yes más falsu que’l trenta de febreru!

–Jobar. Ya nun se pué dicir na.

–Pos eso, calla la boca y déxame trabayar en paz.

www.parandoenvillalpando.com

Compartir el artículo

stats