Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maxi Rodriguez

Parando en Villalpando

Maxi Rodríguez

Cuando Javi encontró a Sally

Amistades platónicas

Cuando Javi encontró a Sally Pablo García

–¿Nun sois pareja?

–Qué va, tía. Ye’l mi amigu Javi.

–Yá. La historia de tolos veranos, Sally.

–¿Qué, ho?

–Chica conoz chico en San Xuan…

–Pero si somos amigos desde EGB. Y amás yo yá tengo pareja.

–Chico namórase, chica non porque ta namorada de otru, pero col pasu del verano y les fiestes de prau dase cuenta de que su best friend ye quien la quier de verdá.

–¡Anda, Isina, déjate de películes!

–Ya, vas ver, ya.

–Somos grandes amigos. Y puntu.

–Pero tú coqueteas con él.

–Qué va.

–Y vienes aquí a enseñalu, pa que te veamos…

–¿Qué dices, tía? Tas de los nervios…

–¿Y Faustino nun se siente amenazáu?

–¡Ai madre, pa nada! Ya sabe cómo soi. Enfotu total.

–Pos non lo pillo, Sally.

–Amistá platónica, Isa. ¿Tan difícil ye?

–Tais tol día xuntos, salís nes stories xuntos, saltáis la foguera xuntos…

–Faustino ta d’oposiciones, boba, y él non ye de salir…

–Ya, Saritina, pero esti Javi paez el típicu crush non resueltu.

–Qué va, ho. Fáltanos el componente románticu y sexual.

–Nun me quita ojo, que lo sepas.

–¡Tampoco te pases, eh!

–Jo, tía, a ti qué más te da.

–Fía, yes mui descará. Tanto mirar, tanto mirar...

–¡Ai, mira qué guapu! ¡Ye como la diarrea, Sally, nun puedo aguantalo!

–Tas poniéndolu nerviosu al probe.

–Bueno, si lo vuestro ye solo amistá…

–Platónica, ya te digo.

–Platónica vien de platu, ¿non? ¿Seguro que non quies llanca-y el diente?

–Nun sías burra, Isa.

–Sally, yo…

–L’amistá desde haz tantos años ta por encima d’un rollu de veranu.

–Di que sí. Amás yo véolu pa mí.

–¿Qué dices? No flipes, Isa. ¡Tú tienes pareja!

–Coime, ¡y tú!

–Pero lo mío con Javi ye mui especial. Cuando lu necesito siempre ta.

–¿Y a mí qué más me da?

–Una amistá sincera entre un home y una muyer. ¿Tan difícil ye?

–Ay, fía, tú sabrás.

–¿Tan difícil ye?

–El amor platónicu, Sally, curase con un revolvón homéricu.

–¿Quies dejar de mirar a Javi de una vez?

–Jobar, Sally, qué posesiva yes. Tú y esti Javi…

–Amistá platónica, cojona, ya te lo expliqué.

www.parandoenvillalpando.com

Compartir el artículo

stats