Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JC Herrero

Europa, el riesgo de un “Frexit”

Bandera de la Unión Europea. EFE

Siendo un hecho que damos por cierto sin necesidad de probarlo, a la presunción solemos aplicarle el beneficio de la inocencia. Churchill tuvo la presunción de los “Estados Unidos de Europa” cuya jugada finiquitaron sus compatriotas Cameron, May y Boris Johnson con el “tuya, mía, cabecina y gol” saliendo por piernas de la UE. Le fallaron a Sir Winston. Es lo que tiene la pérdida de memoria, sobre todo postraumática.

De la C.E.C.A., origen de la UE, sobresalen los países que ahora apoyan a Ucrania a ser comunitaria. Son los fundadores: Alemania, Francia e Italia, que visitaron a Zelenski, en Kiev, apoyándole. Al “¡meca, aquella muyer matose!” que canta Gerónimo Granda, propio de la espantada inglesa. Tras el Brexit, no les va tan mal, al contrario.

La invasión de Ucrania por Rusia nos retrotrae al acero y al carbón. Alemania ya plantea sustituir el gas ruso por su energía fósil de siempre. ¿Para qué tanta alforja del cambio climático? Por muy presuntuoso que uno pretenda ser, con el carbón y el acero hay que andar con pies de plomo. Volvemos a la casilla de salida.

España no escapa a esta vuelta atrás, nuestro presidente convida a la cumbre de la OTAN, en Madrid, reiterando el “multilateralismo” que lleva anunciando hace tiempo, inocente presunción que nos devuelve al pasado. La multilateralidad lo es por países, no por bloques.

Alemania es cabeza tractora de la UE. Muy ecologistas y sostenibles, pero vuelven al acero con inversiones millonarias para rearmarse y, además, extraer y quemar carbón, a falta del gas ruso. La presunción, que no la inocencia, está en que dos países de la prístina C.E.C.A. copien la jugada de Reino Unido, es decir, que se piren de la UE, en particular Francia. Léanse algunos programas electorales.

Volvemos así al multilateralismo como profecía autocumplida. La de nuestro presidente Sánchez que debería alertar ese riesgo más que promover el buenismo ante el bloque OTAN, jugamos en casa. Siguiendo la historia, no ya Alemania, Francia tiene más papeletas que nadie para el “Frexit”, baste mirar la cola de espera al ingreso en la Unión. Esta es presunción pura de un antropólogo inocente, anunciada con la palabra clave “multilateralismo” cuya carga semántica se las trae.

Compartir el artículo

stats