Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Milio Rodríguez Cueto

notes inconstitucionales

Milio Rodríguez Cueto

43 palabres desiguales

Les espectatives de la cultura actual esplícales un marcapáxines

Esti que firma, ciudadán d’una república literaria notru tiempu gloriosa, sigue visitando llibreríes y faciendo gastu. Va pocos díes, col tique de compra, la encargada de la caxa de la sede xixonesa d’una conocida cadena madrileña del ramu apurriome un marcapáxines, 20 x 4 cm de cartón plastificao con brillu. Nuna cara, una referencia ilustrada a la ciudá: la playa coles casetes pintes a la derecha y San Pedro a la izquierda; al frente, flotando sobre la raya l’horizonte, un poderosu cargueru que busca atraque nel Musel; y, en vez de les previsibles gaviotes, llibros abiertos esnalando percima la mar y faciendo sombra na arena. Digo llibros pero fálta-yos lo esencial pa selo: palabres. Les páxines vense blanques, inmaculaes.

–¡Qué repunante! ¡Eso ye que son miniatures y nun queda sitiu pa escritura!

Seguro que ye eso, seguro. Pero vamos da-y la vuelta al cartonín.

Como ye de razón, lleva impresu’l logo de la empresa, la direción local y el teléfonu: eso pa contra un cantu, ocupando la cuarta parte. Los tres cuartos restantes invádelos una d’eses composiciones gráfiques que consisten n’acorrompinar palabres (les que-yos falten a los llibros-gaviota, piensa ún) de distintes tipografíes, cuerpos (que ye como se llama’l tamañu nel noble oficiu de componedor-impresor) y colores. Son 43. Consiéntame que-y les copie: "Somiedo, osos, Ruta del Cares, gastronomía, parrocha, sidra, bígaros, trasgu, rutas, turismo, sentir, vivir, pixín, paraíso, Quini, centollo, naturaleza, boina, oricios, osos (¿más?), Cantábrico, disfruta, natural, vivir (¿doble ración tamién?), Playa de San Lorenzo, Gijón, Sporting, Asturias, paraíso, Playa de Verdicio, Picos de Europa, andariques, Molinón, xanas, Luanco, fabada, Llanes, Cerro de Santa Catalina, madreña, Ribadesella."

–¡Eh! ¡Yo cuento cuarenta!

Vamos a ello. Los tres términos que falten son "La Laboral, Gaspar Melchor de Jovellanos, cultura". ¿Equilibren? Atienda pal matiz tipográficu: "Gijón, Sporting, Asturias", en negrita, ocupen el centru del cartón y miden mediu centímetru o un poco más d’alto por, respectivamente, 2.5, 4 y 5 de llargo: lletres grandes, gordes, llamatives. Siguen, en tamañu y notoriedá gráfica, "pixín, rutas, bígaros, fabada, andariques…" "Gaspar Melchor de Jovellanos", liliputizáu, llega al milímetru d’alto; "Quini", un Hulk al par d’él, cinco. "Cultura", dos milímetros; "sidra, cinco".

Si meto esti cartonín, por poner un casu, ente les páxines de la poesía de Garcilaso, ¿nun m’acabarán los versos del gran poeta con llamparones a cuenta de tantu bígaru, parrocha, pixín, centollu, oricios, fabada, sidra y gastronomía en xeneral? Si lu uso pa señalar una "soirée" proustiana en casa de la duquesa de Guermantes, ¿consentirán-y la entrada con boina y madreña? ¿Aceptará’l mio apreciáu don Ernesto Jünger ver les sos viriles memories militares invadíes polos berríos machirulos de les grades del Molinón? ¿Qué coime tendrán que ver esos cuarenta términos folklóricos y turisteros cola mercancía (y discúlpeme l’hiperónimu denigrante pero, pamidea, axústase bien al espíritu de la empresa) que s’espón nes meses y nel baldes del negociu? ¿Qué estratexa de ventes sigue la llibrería, a quién quier seducir: a los que ponen el fútbol per delantre’l pensamientu, a los que veneren al mariscu más qu’a la lletra impresa? Pero, ¿esto ye un marcapáxines o un proyectu de mantel pa chigres?

Pase usté un bon día y acuérdese de que les ringleres qu’acaba de lleer tán escrites nuna llingua inconstitucional que, oficialmente, nun esiste.

miliorodriguezcueto.wordpress.com

Cola ayuda de la Conseyería de Cultura, Política Llingüística y Turismu del Principáu d’Asturies

Compartir el artículo

stats