Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Milio Rodríguez Cueto

notes inconstitucionales

Milio Rodríguez Cueto

Poner una pica n’Asturies

La polémica corrida de toros programada en Benia d’Onís

Acordarase usté: cuando, va doce meses, l’alcaldesa de Xixón decidió (por razones espuries, tamién hai que lo dicir) cancelar, pa en delantre, la feria taurina d’agostu, corrieron los taurófilos a pronosticar una debacle económica. Diben perdese una mano millones porque los toros llamaben, a Xixón, 25.000 persones y esi vacíu diba suponer la ruina del comerciu local. Un añu depués, esti agostu de 2022, la ciudá ta hasta los topes, les terraces de la hostelería a reventar y los xelaeros del Muru pegando palmes de contentos. Si alguién perdió perres cola suspensión, fueron los que veníen a buscales d’alluendi’l Negrón: toreros, criadores y l’empresariu organizador de "las corridas".

Agora, nuna finca de Benia d’Onís, armaron una especie de plazuca de toros de quita y pon con vistes a un "espectáculu" que cuenta "celebrase" el 20 d’agostu. Benia ye villa pero ye pueblu. Poca infraestructura turística tien p’aprovechar la supuesta caída d’aficionaos d’esi día. Alguién podía pensar que Benia pon la cama pero’l revolcón ye pa Llanes, Cangues o Ribesella. Nin siquiera eso: el revolcón económicu d’eses tres villes ye estacional y ta garantizáu con toros o ensin ellos nel oriente d’Asturies, lo mesmo que pasa en Xixón. El negociu, si lu hai, será, namás, pa la empresa madrileña, Plazas Portátiles y Corrales Raúl Ramírez. Los coches que lleguen a aparcar, pal ayuntamientu d’Onís.

Llámase pica la piértiga rematada na puya, esa punta d’aceru cola que’l picaor pincha al toru en llombu pa sangralu. Pica yera tamién la llanza que cargaben los piqueros que servíen nos Tercios de Flandes allá en tiempos de los Felipes de la casa d’Austria. Cuenten, los que saben d’esto, que contratar piqueros salía-y percaro a Felipe IV porque la profesión llamaba poco a la chavalería (como la de banderilleru ente los mozos asturianos d’agora, por poner un casu). D’ehí lo de "poner una pica en Flandes", espresión trunfal pa cuando se vencen grandes dificultaes. Lo d’Onís, con esa cutreplaza transterrada (conservará, nes xuntures de les tables, bien de polvu tresmontano) que pudiemos ver, díes atrás, nuna semeya nesti mesmu diariu, quier ser, xusto, eso: poner una pica n’Asturies (por una especie de metonimia na que’l toru ye símbolu involuntariu) depués de l’anulación de los contratos xixoneses y del intentu frustráu, l’añu pasáu, d’entamar una novillada en Cangues. Vuelven a intentalo los Tercios en "traje de luces". ¿Será Asturies, definitivamente, la so nueva Rocroi?

Pase usté un bon día y acuérdese de que les ringleres qu’acaba de lleer tán escrites nuna llingua inconstitucional que, oficialmente, nun esiste.

miliorodriguezcueto.wordpress.com

Compartir el artículo

stats